Llama la atención

La contaminación de la Amazonía en los nueve países que la conforman es un problema grave que viene desde hace más de 40 años con más afectación como la de daños por derrame de petróleo.
En estos días se ha sentido con mucha fuerza lo que viene ocurriendo en la parte amazónica de Brasil, incluyendo Bolivia y con cercanía a nuestro país por la región Madre de Dios, específicamente en los cielos de Tambopata, donde se percibe cierta humareda. Tal vez a estas horas sea otro el panorama.
Definitivamente, estamos ante una emergencia como lo demuestran las imágenes aéreas de diversas fuentes, hasta se reportan una muestras que habría sacado la Nasa y donde se observa cómo se incendian extensos territorios selváticos del vecino Brasil.
Esas llamas de fuego sí que llaman la atención, pero recordemos que la contaminación por crudo de petróleo y otras afectaciones cruciales para la Amazonía como la deforestación, están ahí, no tan visibles como las impactantes imágenes de gigantes lenguas de fuego. Al final el daño es el mismo: muerte de la flora y la fauna.
Este enorme incendio en Brasil que debe terminar ya con la ayuda de otras naciones y esperemos con la lluvia que desde el cielo baje para amenguarlo; ha llamado la atención del mundo entero sobre la Amazonía y sus más de 7 mil millones de kilómetros cuadrados entre los nueve países que tenemos la satisfacción de tener en nuestros territorios la biodiversidad más grande del mundo.
Que esta trágica experiencia sirva para mirar las desgracias contaminantes muy visibles y las poco visibles, como cuando de dispersarse en los ríos, se trate, como las contaminaciones por hidrocarburo. Pero, ojalá la Nasa también nos ofrezca vistas satelitales de las zonas afectadas por derrame de petróleo y los estragos para la Amazonía.
Otro tema son las posturas de los organismos no gubernamentales ambientalistas, que en parte tienen razón cuando invocan políticas de Estado que proteja de verdad la biodiversidad. Que el incendio no quede solo en dolor y lágrimas, sino, que motive cumplir con proteger la mayor fuente de oxígeno para el mundo. Que la drasticidad de las normas protectoras con sostenibilidad de la tierra amazónica, por fin se cumpla. Cuidemos nuestra casa-planeta.

Comments are closed.