“Lineamientos del ANA impiden efectivo cuidado de aguas amazónicas”

• Ángela Cardozo Ríos

• Hacen recordar a lineamientos de Inrena que por engorrosos impedían acceso al bosque

• “Se siente impotencia ante tanta burocracia y ausencia de voluntad para conservar y proteger los recursos naturales”

Respecto a los lineamientos del Autoridad Nacional de Agua-ANA para conformar comités de gestión del agua, la especialista en temas ambientales y turismo comunitario, Ángela Cardozo Ríos, comentó: “Estoy realmente desilusionada por lineamientos como ese. Pienso que realmente los lineamiento del ANA impiden un efectivo cuidado de las aguas amazónicas”.

Agregó que “Entiendo que el agua es de todos. Pero me ha hecho recordar los lineamientos del INRENA, que en la práctica, por engorrosos, impedían el acceso a los bosques, dejando como consecuencia que la deforestación continuara”.

Refirió al Código Civil que permite la creación de comités de gestión, por libre elección. “Pero en el caso del agua, el lineamiento establece que los pueblos no pueden cuidar, sin antes al Gobierno Regional no lo determina así”.

Puso como muestra el caso del río Mazán, tributario del río Napo. “La riqueza de este río está fundamentada en Sentencia del Tribunal Constitucional. Todos pueden dar fe hoy mismo que el pueblo de Santa Cruz ha puesto una cuerda sobre el río Mazán y no deja pasar a nadie que no se identifique”.

Recordó que el 3 de noviembre de 2018 estuvo el prefecto de Loreto allí y vio todo eso. “Estuvieron además, el subprefecto de Mazán, 4 subprefectas de Maynas y 3 efectivos policiales. Asimismo, la policía pasa constantemente supervisando, dizque, a los madereros formales, informales, legales e ilegales”.

Expuso que también hay pescadores ilegales y mineros de oro (5 dragas, confirmado en solo un día). Y pasó la fiscal Erika Larrañaga, de la tercera Fiscalía Penal, en inspección por denuncia de tala en propiedades privadas en Libertad, río Mazán.

“Pregunté al agente municipal de Santa Cruz cómo habían llegado a ese acuerdo de cierre del río. Cuenta que fue en mayo de 2018 en una reunión en el caserío 1 de Enero, donde con presencia del alcalde de Mazán, subprefecto de Mazán, comisario de PNP de Mazán, todas las autoridades (agentes y tenientes gobernadores) de los más de 10 pueblos asentados en el río Mazán, acordaron cerrar el rÍo para que no ingresen pescadores congeladores que echan tiotan (veneno) a las cochas. No hubo acta, ni ningún otro documento”.

Informó que esta medida se implementó en junio aproximadamente y desde allí permanece cerrado el río. “Las chatas y balsas con maderas pasan constantemente Algunas rompen las cuerdas. Algunos pagan, dicen, otros no. Lo cierto es que hay una casita de palma donde 1 o 2 pobladores de Santa Cruz permanecen cuidando la cuerda sobre el río. Pregunté si los demás pueblos ayudaban. Me dijeron que no”.

Cardozo manifestó que advirtió que en reunión del 3 de noviembre, donde eligieron un comité de gestión, que esa acción de cerrar el río es ilegal. Pero luego vino el prefecto y no dijo nada.

“Qué hacer? Me recomienda el jefe del ALA (Autoridad del Agua) de Iquitos que espere a que termine esta gestión regional y se inicie gestiones con el nuevo gobernador de Loreto, para que preste su apoyo para el reconocimiento de un comité de gestión de subcuenca”.

Acotó que el Comité de Gestión es una ayuda para que de forma organizada protejan sus recursos, pero que además les permitiría recibir fondos de diversas fuentes. Eligieron como presidente al agente municipal de la comunidad de “Gamitana Cocha”, Harlington Acho Curitima.

“Gamitana Cocha” es un caserío reconocido aproximadamente en el año 1932, pero actualmente con unas 30 familias está siendo desconocido por las autoridades de Agricultura y están por revalorarse como una comunidad nativa de la etnia Quichua.

Al margen de reconocimiento, la especialista Cardozo Ríos manifiesta su preocupación que en la práctica no han resuelto ni la deforestación, ni la degradación de los bosques, cochas y ríos, ni la pobreza. Una enorme tarea para la nueva gestión regional que iniciará el 01 de enero de 2019.

“Se siente impotencia ante tanta burocracia y ausencia de voluntad para conservar y proteger los recursos naturales. Solo nos enteramos por las noticias que la deforestación aumenta, pero el Perú recibe millones de dólares para que ciertas entidades del Estado cuiden los bosques. Ahora los pueblos se dan cuenta de todo ello. Ojalá luego no tengamos que lamentar desgracias”, finalizó. (Diana López M.)

Comments are closed.