Limpieza de caños y más…

Es de vital importancia lo emprendido por la municipalidad distrital de San Juan Bautista mirando su realidad en cuanto a la cantidad de caños obstruidos de desagüe que afecta a los vecinos en el tema de salubridad, que una vez despejados discurrirá las heces y los dañinos hedores.
Lo que necesitamos más que nunca frente a la crisis del coronavirus (que aún se investiga), es la limpieza en todos sus extremos, lo más posible, con el esfuerzo familiar y del vecindario, y con la convocatoria de las autoridades, como corresponde a sus funciones.
En el caso de la comuna sanjuanina han estado abriendo caños y con la participación de Sedaloreto han limpiado buzones colapsados. Un problema que está en varios asentamientos humanos de la ciudad y debe resolverse, así como en Lima en algunos distritos baldean veredas, paredes, pistas; cada cual con su realidad.
Otro espacio que viene funcionando por horas para evitar el desabastecimiento son los mercados en la ciudad, y donde todas las municipalidades que conforman Iquitos deberían programar una baldeada con detergente y lejía. Los mismos vendedores tendrían que interesarse y coordinar con sus respectivas municipalidades.
Es increíble que durante años, casi toda una vida el sector Salud ha venido orientando sobre la enorme importancia de la salubridad asociada a la limpieza y hoy más que nunca tenemos que hacer el esfuerzo de cumplirlo. En los distritos de todas las provincias de la región Loreto se tiene también que realizar esas acciones.
Los alcaldes tienen que despertar y preparar sus Planes de Acciones generados por el coronavirus para prevenir que se presenten casos en sus jurisdicciones. Hay 40 millones de soles que el gobernador regional de Loreto ha destinado para actividades de prevención y atención, por tanto en esa línea tienen que trabajar junto a la autoridad regional y presentar sus proyectos anti-coronavirus.
La limpieza de las comunidades tanto mestizas como indígenas, al ingreso de gente foránea, y atentos a que los centros y postas de salud cuenten con lo básico en bioseguridad para la primera intervención a pobladores que podrían presentar un síntoma del virus o de otras enfermedades como el dengue, que azotan nuestra región.
Así como también poner en práctica las medidas preventivas como el aislamiento en casa, la distancia entre personas de metro a metro y medio, no besos ni abrazos, y el lavado de manos, para lo cual considerar juntar el agua de la lluvia, como prevenir se termine la reserva o donde no hay agua. Combatir y no permitir que avance el coronavirus está en la actitud de cada uno de nosotros.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email