• Intentó darse a la fuga, pero fue reducido por la policía de Punchana

No tuvo piedad y arrebató un celular a una niña de tres años de edad. Un adolescente de 16 años fue capturado por personal policial de la comisaría de Punchana luego de arrebatar de forma violenta un equipo móvil marca Samsung GALAXI, MODELO SM6530M de color blanco con negro, valorizado en la suma de mil 500 soles de las manos de un indefenso niño.

El sujeto tras cometer el delito se dio a la fuga con dirección desconocida, pero fue el rápido accionar de los agentes quienes finalmente dieron  con la captura del menor en las esquinas de las calles Nauta con Amazonas cuando pretendía venderlo a un tercero.

El robo se registró por  inmediaciones de las Calles Borja con Cuzco, cuando  Zulenka Marivi Rengifo Gaviola (22), domiciliada en la Calle Cuzco Nº 815-Distrito de Punchana  entregó a su menor hija de tres años  su celular  con el fin  de que se entretenga porque estaba llorando. Fue en esos  momentos que apareció un menor de edad quien utilizando la fuerza bruta le arrebató el equipo.

Los agentes a través del patrullaje motorizado y operativo policial se dirigieron a las conocidas zonas rojas donde presuntamente se encuentran las personas del mal vivir que hurtan celulares a los ciudadanos y acuden a negociarlos a bajos precios. En el sector se acercó una persona que no se identificó y les dijo que un muchacho le quería vender un celular y que se iba a ver en un bar.

Fueron entonces personal de inteligencia de esta comisaría quienes se dirigieron hasta el negocio  y haciéndose pasar como clientes del bar situado en tal dirección, indicaron al mozo que los atendía si conocía cómo obtener un celular a bajo precio, el mismo que los hizo entrevistar con una persona menor de edad, quien les exhibió un equipo celular parecido a las características del celular que le hurtaron a la agraviada antes mencionada, procediendo inmediatamente a su intervención y detención, quien al darse cuenta  que se trataba de personal policial trató de darse a la fuga, siendo reducido por el personal policial interviniente.

El menor  fue conducido a las instalaciones de la comisaría de Punchana, lugar donde fue identificado plenamente con las iniciales E.C.D.P  (16) alias “EL ADICTO AL CELULAR”, quien admitió su responsabilidad en el presente ilícito penal, indicado que dicha actividad ilícita la viene realizando desde hace tres meses atrás por el único y simple hecho de ser de una familia pobre, su madre es ama de casa y su padre está enfermo.

(C. Ampuero)