“La realidad penitenciaria es la última prioridad en la sociedad”

  • Expresó la presidenta del Consejo Nacional Penitenciario Dra. Susana Silva.
  • La idea es que en el nuevo penal se hagan labores de corte productivo.

Ella estuvo ayer en la explanada del gobierno regional de Loreto al lado del gobernador, el director de agricultura entre otras autoridades, a fin de recibir directamente el título de propiedad de 22 hectáreas ubicadas en el km 32 de la carretera Iquitos/Nauta, a la altura del centro poblado “13 de Febrero”, donde se levantará el nuevo penal de Iquitos.
En primer lugar, tomó la palabra el director regional de agricultura Sergio Donayre.
“Desde hace muchos años el título que hoy se entrega ha sido postergado, ahora gracias a una decisión política a través del gobernador y Disafilpa, se ha trabajado arduamente para que esto se haga realidad. Para que los hermanos que ahora cumplen una pena, tengan mayores oportunidades. Esto se está destinando para cárceles productivas, para que los que están ahí salgan resocializados” habló Donayre.
Acto seguido habló la presidenta del consejo nacional penitenciario Dra. Susana Silva.
“Es un gusto estar acá en Iquitos junto a trabajadores del INPE y todos ustedes para recibir esta donación de un terreno de 22 hectáreas a favor de las cárceles del país. Lamentablemente sabemos que la situación o realidad penitenciaria, es vista como la última prioridad, la última forma de trabajar a favor de la sociedad. Casi no se le brinda ningún apoyo en general y la sociedad está de alguna manera de espaldas a lo que pasa en las cárceles.
Eso no puede ser así porque las cárceles son parte de la sociedad y tenemos que involucrar a las personas que están privadas de su libertad y prepararlas para lo que viene después. Como dice el himno del INPE se trata de humanizar y dignificar para resocializar y para ello, así como cumplir la tarea de resocialización, hay varios presupuestos que requerimos.
Uno de ellos es que no exista hacinamiento, es que tengamos el espacio adecuado para que pueda vivir esa población penitenciaria, esas personas privadas de libertad en condiciones que les permitan trabajar, aprovechar el tiempo para estudiar y preparase para lo que viene.
El tiempo que una persona pasa en la cárcel, muchos lo toman como un tiempo perdido, siempre les decimos que en realidad lo tienen que ver como una oportunidad porque si el INPE está preparado para brindarles condiciones de trabajo, de educación, para cuando salgan a la sociedad nuevamente se puedan reinsertar con garantías de ser un ciudadano de bien.
Para ello los presupuestos que requerimos en las instituciones pasan ciertamente por tener condiciones adecuadas de infraestructura, de espacios. Nuevamente le agradezco mucho a usted gobernador y a todos los funcionaros del gobierno regional por priorizar dentro de sus políticas el saneamiento de todo el terreno para concretar la donación del importante espacio para el INPE.
Tenga usted y todos, la seguridad que esta gestión sabrá utilizar este espacio en beneficio del 100% para la población penitenciaria. Tengan garantía que lo haremos de manera responsable, lo que significa trabajar rápidamente para proteger el perímetro del terreno y aprovecharlo en beneficio de los internos. Eso pasa por un compromiso de manera transparente con integridad del bien que ahora recibimos” habló la directora ejecutiva.
Como acto final habló el gobernador de Loreto Elisbán Ochoa.
“Nos complace entregar de manera oficial estas 22 hectáreas de terreno para el nuevo centro penitenciario de Loreto. Estoy seguro que dentro de poco veremos levantarse, como esperamos se levante la voluntad de nuestros trabajadores, de los internos, esa voluntad de ser mejores como personas, como seres humanos.
Esa voluntad que a veces nos falta en el camino de la vida y caemos en baches que tenemos que pagar en un centro como el nuestro y el resto del país, con un hacinamiento brutal que no permite resocializar porque no tiene espacio, no tiene infraestructura.
Por eso el gobierno regional después de 12 años en que el INPE ha venido gestionando, hemos tomado la decisión de entregar este terreno ya que por más que hayan perdido su libertad los presos, siguen siendo seres humanos.
Y muchos de ellos quieren mejorar su condición, quieren corregir lo que los llevó a esos lugares, pero por falta de infraestructura muchas veces no pueden hacerlo. Me parece muy bien que el gobierno central tenga una visión distinta de lo que son los centros penitenciarios.
La resocialización es importante. Escuché que hoy las cárceles tienen que ser cárceles productivas como parte de la formación de ese hombre o mujer que cayó y que cuando sale, como dijo la directora, tiene que salir como una persona de bien a servir a la sociedad, a servir a su familia, entonces sí habrá valido la pena ese tiempo que estuvo privado de la libertad.
Por eso entiendo que algo podemos hacer para ellos, por ellos y su familia, por lo que no hemos escatimado esfuerzos y se ha reunido la dirección regional de agricultura, Disafilpa para desarrollar un trabajo técnico” expuso el gobernador saludando la buena disposición de algunos moradores del centro poblado “13 de Febrero”, zona por donde se ubicará el nuevo penal de Iquitos.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email