La misma historia

Todos los años es la misma cosa, el mismo libreto, el mismo guión, la misma novela. No hay cambio alguno en lo que se refiere al tema educativo, por donde se lo mire.
La cosa comienza desde el estado en que se encuentran los locales de las instituciones educativas. Todos, en su gran mayoría, están deteriorados, sin las condiciones para recibir al alumnado. Si empezamos por ahí, las condiciones para que los muchachos reciban clases, son pésimas.
Luego vienen los centros escolares ribereños que no cuentan con maestros. O el maestro no ha sido nombrado, o no quiere ir a trabajar en la ribera, o simplemente va a cobrar su sueldo sin haber ido ni un día a su escuela, porque está muy lejos, que ni los padres de familia pueden venir a denunciar la falta del preceptor porque tendrían que hacer un largo viaje.
Para coronar la torta, la fresita será el primer paro de los maestros y desde ese momento adiós enseñanza, una total pérdida de horas de clase se estarán acumulando para nunca recuperarlas.
Si esa es la situación que vivimos en Loreto, es el momento para escuchar a quienes pretenden llegar a ser autoridades regionales, cuáles son sus planteamientos para superar este estado de cosas en el sector educación y cómo es que piensan superar este caos de todos los años.
Solo esperamos  que sus planteamientos sean realizables, que el mínimo nivel de discernimiento o el más pequeño sentido común, nos acepten y nos digan, sí, eso es lo que necesitamos en materia educativa y que por fin, los muchachos vayan a la escuela a estudiar.

Comments are closed.