CNI no supo meter goles y el mal arbitraje del réferi en el primer tiempo terminó por hundirlo

A veces un error arbitral te puede costar un partido, más aún cuando un equipo carece de gente que te pueda definir un encuentro. Consideramos que eso pasó ayer en el estadio Mansiche.

A Noronha le meten una patada cuando se perfilaba al arco en un mano a mano con el portero, y el árbitro sólo le saca amarilla a Faiffer. Al margen si iba en dirección al arco es una agresión por detrás y por ende es expulsión.

¿Ustedes creen que ese Chirinos no hubiera expulsado al jugador si la falta hubiera sido al revés o si era a favor a otro club poderoso? ¿Es justo? Para los equipos chicos no existe esa palabra. Así es la mafia, señores, esa liderada por los encorbatados de la FPF y de la ADFP, en donde CNI también forma parte pero pesa menos que Felpudini.

Un Momento. Tampoco podemos ser ciegos y dejar de mencionar que los albos, ayer de verde, fallaron muchos goles cantados (conté seis) en el primer tiempo, y eso no puede volver a pasar. Para variar, Juan Pablo Vergara que no apareció en el partido (se hizo la pichi por ratos) anota un golazo a segundos de ir al descanso.

CNI fue más en los primeros 45 minutos, de lejos, pero los cotejos se ganan con goles y no teniendo más la pelota. Para colmo de males, en el segundo periodo viene el 2-0 de Rossel a solo dos minutos de iniciado.

En esta etapa CNI también se falló como tres goles cantados, aparte que el portero Ferreyra estuvo en una buena tarde-noche y fue el salvador de los trujillanos.

Lo dijimos antes, No hay goles, no hay un goleador, un cazador. Nicolás Celis tiene todas las buenas intenciones pero él no es ‘9’.

Si contamos los partidos de preparación, que serían cuatro, más este que se jugó ayer en serio, CNI no ha convertido un solo gol hasta el momento.

Habrá que voltear la mirada a este resultado y pensar en lo que se viene, Universitario, un rival más duro que el Vallejo y que está obligado a ganar el sábado. Cuidado que vienen con su árbitro pues ahí hay mucha inversión de por medio.