La inundación nunca fue motivo de suspensión de clases en los colegios

-José Barletti Pascual, ex miembro del Consejo Nacional de Educación.

-Las escuelas en zonas inundables eran en “altillos” ahora los construyen al nivel del suelo.

-Los niños pequeños y adolescentes se transportaban en sus canoas sin ningún problema.

Presidente del Consejo Regional de Educación Intercultural Bilingüe, José Barletti Pascual, con amplia experiencia en el tema educativo urbano y sobre todo rural y étnico, expresó su rechazo a que se tenga que entender a la inundación como una catástrofe, cuando “no es ninguna cosa nueva, existe desde hace miles de años”.

José Barletti, también considera que la educación rural debe recuperar las formas tradicionales de vida.

José Barletti, también considera que la educación rural debe recuperar las formas tradicionales de vida.

Recordó que “en la Amazonía existen dos etapas claramente marcadas: Una es de creciente y la otra es de vaciante. Para ambas los seres humanos han sabido convivir, han sabido cómo encararlas. Por eso la etapa de vaciante es la época de aprovisionamiento de todo lo que se requiere para la creciente.

El problema es que en el último medio siglo se ha abandonado las previsiones, así como se ha abandonado la provisión de alimentos. Recuerdo cuando en los años 70 me tocó ver que en los pueblos que se inundaban, las casas construidas en “altillo” (piso elevado) tenían todos los alimentos para cuando venía la creciente.

Tenían granos, pescado seco salado, fariña y otros, incluso canoítas viejas colgadas donde había ají dulce, culantro, etc., para el tiempo de inundación. Todo eso se ha abandonado. El tema de producción ha venido al suelo ¿por qué? Eso es un tema de estudio.

Recuerdo que hace 40 años las criaturas iban al colegio en sus canoas y no había ningún problema, la escuela de madera estaba en alto, atracaban con su canoa. ¿Hay riesgo? Eso es relativo”, aseveró Barletti.

Respecto a la posibilidad que se cambie el calendario escolar para que los niños no pierdan clases, dijo que “mi opinión personal es que alteraría todo el hecho de que se cambie el calendario escolar. Perjudicaría a los chicos que terminan la secundaria, por ejemplo.

Lo que yo rechazo es que se considere que las inundaciones son catástrofes, no son, es parte de nuestra vida. Entonces tenemos que recuperar las tecnologías regionales, las formas tradicionales de vida para poder encarar esta situación, como construir colegios en alto. “Esto pasa cuando el Estado, el Ministerio de Educación con la Oficina de Infraestructura Educativa -Oinfes, y municipios sin prever construyen sobre el piso escuelas que deberían construir en alto” o en altillo como decimos regionalmente. (DL)

Comments are closed.