LA HISTORIA DE SIEMPRE Y LAS ÁREAS NATURALES RESERVADAS.

Todos los años se repite la historia en nuestra Amazonía. Que la creciente, la vaciante, y de ahí el negocio de comprar tablitas, que la rasante,  que no se puede iniciar las clases escolares, que no hay verduras, que no hay pescado, que tenemos que hacer puentes aéreos. La filosofía de los comerciantes del estado asistencialista.  Ahora, de nuevo salen los negociantes que utilizan los fenómenos climatológicos para promover programas paternalistas que acostumbran al poblador amazónico a no producir sus alimentos y sus servicios, a esperar lo que el papá gobierno les tiene que dar.

 

Sabemos que existe un nivel de creciente máxima del agua, entonces construyamos colegios en la ribera y comunidades marginales que superen este nivel. Que se haga un programa de viviendas con características que se adapten a las crecientes altas,  hay tecnología para eso. Que los cultivos de verduras y otros productos regionales no se dan por la creciente, entonces que se utilice una cultura agronómica moderna, es decir, producir en pequeños metros cuadrados cantidades de alimentos esenciales.  Que no hay pescado en los mercados, que se instalen piscigranjas para que cuando exceda la producción en diferentes etapas del año, se almacenen este excedente para tener como despensas, que el pescado que sobra en ciertos momentos se transforme en harina de pescado, tipo bora, que en estas épocas las familias almacenen sus pescados en seco salado, etc. Que se utilicen tecnologías mixtas de lo que tiene el hombre del campo (michira)  y lo que producen los organismos de investigación, las universidades, los tecnológicos, para almacenar carnes  cocinadas y guardarlas en su propia manteca. De las frutas que sobran en diferentes estaciones que se preparen mermeladas al estilo de nuestras abuelas. Que se fabriquen harinas de yuca, de pan del árbol, de pijuayo, de plátano. Toda esta tecnología ya existe, no sólo en los institutos de investigación, sino en las universidades, en otros institutos de educación superior, en el mismo campo y en empresas independientes como Amazon Bussines & Consulting y CRETA, y aunque no lo crean en las zonas petroleras promovidas por Petroperú (en barrio florido y otros caseríos cercanos) por la Pluspetrol Norte (en Andoas, en el Corrientes, etc.)  Que se promueva la acuicultura, crianza de churos en las huertas de los hogares, que se apoye el cultivo de hortalizas en cajones bien fertilizados en las casas, en canoas viejas, etc.  Depender menos de lo que producen en la costa y en la sierra (sabe Dios con qué pesticida o fungicida habrán sido tratados).  Para el agua potable por ejemplo, existen numerosas tecnologías para mejorar la calidad del líquido elemento desde la purificación de ésta por medio de rayos solares (informe del señor Pepe Vásquez, hijo), hasta los filtros inventados por dos jóvenes colegiales del San Agustín de Iquitos, ganadores del premio CONCYTEC  a nivel regional,  en 1994.

 

Por otra parte, las áreas naturales reservadas, que ya están cerrando a las metrópolis, deberían ser despensas para las poblaciones de estas ciudades. Los planes de manejo deben  conducir a eso. No sólo es que tenemos que admirar tal o cual animal, sino conservar para beneficio de todos  los pobladores. Producir alimento de todo tipo, ya sea mediante manejo natural o producción  en  chacras integrales (carne der lagarto, pescado, churos, quelonios, madera para casas, etc)  Da vergüenza, por ejemplo, que de la zona de la reserva de Allpahuayo Misahana, vengan a comprar huevos de gallina, plátano, yuca, culantro, etc. Observen en los micros que van por allá y verán que no miento.   ¿Se observa algún  beneficio de estas zonas  a los metropolitanos? Nada, en absoluto, hay un divorcio total.   Estamos de acuerdo en la conservación de la biodiversidad, pero tienen que mejorar en su estrategia de manejo  de tal manera que se produzca beneficio para todo el mundo, para los que viven en las reservas y los de las ciudades. El lema que dice para que nuestros descendientes conozcan los animales no sirve de nada. Porque una de los factores de la depredación es la pobreza de los nativos, lo que hace que estos  recurran a realizar cosas ilegales (según los legisladores de oficina que no conocen la realidad) para poder sobrevivir y también gozar de la tecnología moderna que usamos nosotros. Eso es ser inclusivo. Porque eso de decir hay que conservar porque somos el pulmón del mundo, somos patrimonio de la humanidad es un cliché absurdo e injusto para todos nosotros. Es tiempo de cambiar esa misma historia, para eso los gobiernos regionales y locales y comunidades y ambientalistas y educadores deben con el concurso de profesionales eficaces y eficientes, aunque no sean del partido o movimiento,  de los organismos gubernamentales y especialmente independientes generar este estado de motivación y producción. Por un momento los gobernantes piensen en el beneficio del pueblo. Dios y ellos se lo agradecerán eternamente.

One thought on “LA HISTORIA DE SIEMPRE Y LAS ÁREAS NATURALES RESERVADAS.

  1. La cantaleta de siempre por el resentido de siempre, insultando a todos y afirmando cosas que nadie afirma. Si caminases algo mas por esas reservas y escuchases mas a sus profesionales y a la gente que vive en ellas no andarias diciendo sandeces