• Dr. Luis Alberto Valdivia Espinoza:

 

Desde su llegada a nuestra ciudad, se hizo conocido por su profesionalismo y conocimientos, así como por su combatividad gremial en defensa de los derechos de sus colegas, en defensa de las mejoras del sistema de salud, y no ha tenido, en épocas difíciles, ningún temor de expresar su opinión para ser escuchado por las autoridades, las mismas que lamentablemente muchas veces por desconocimiento o por fala de decisión y carácter, poco o nada hacen por resolver los grandes problemas sociales pese a los clamorosos pedidos de los afectados, la población más necesitada.
Uno de los inconvenientes es que se colocan en cargos jerárquicos a médicos sin conocimientos en gestión pública, que no conocen de manejo presupuestal, solo por ser “de confianza” de quienes toman decisiones en los diferentes sectores de la administración regional, por eso es que nos falta mucho para decir que estamos bien en materia de salud, por ejemplo, sobre cuyas falencias sería largo enumerar lamentablemente, pero hay que decirlo. más temprano que tarde, porque así lo piden lo votantes, en este caso los pacientes
Hospitales y postas no cuentan con el equipamiento necesario, las farmacias están desabastecidas, hay más problemas que recursos, el hacinamiento de pacientes es notorio porque los ambientes ya no dan para más, no hay sensibilidad ni solidaridad, los familiares cuyos pacientes vienen de los caseríos cercanos tienen que dormir sobre el piso de los pasillos porque no tienen domicilio ni parientes en nuestra ciudad, la afiliación al SIS se ha hecho de manera descontrolada, y ahora burocrática a personas que con una simple verificación de su domicilio y trabajo no calificarían para este servicio subsidiado.
El especialista en medicina general, dice que existe en nuestra región una serie de enfermedades propias de la zona que, sin embargo, no son atacadas frontalmente; para que ello suceda, el profesional debe conocerlas, sugerir la programación de campañas de prevención, que la población crea y confíe en los médicos, “los mismos que deben tener un trato cordial amical, si es posible familiar con sus pacientes, sea cual fuere la edad del mismo, porque el buen trato y la confianza que otorgue el profesional ayuda en la recuperación del paciente si éste es tratado con calidad y calidez, ahí radica el éxito
En el policlínico Santa María, que está ubicado en la calle Napo 532, tenemos como lema “la medicina es una bendición para tu salud”, porque eso es lo que debe ser la medicina, una bendición el paciente, es un amigo (a) que quiere ser escuchado y atendido con sus análisis y exámenes auxiliares y todo cuanto sea necesario, pero sobre todo quiere una atención humanitaria, quiere ser tratado como ser humano no como un objeto, para eso contamos con equipos modernos, y personal calificado y solidario que cuenta con la ayuda de Dios finaliza el Dr. Luis Alberto Valdivia Espinoza.