•  Sin duda que las reinas no serán olvidadas por las internas del penal y por los vecinos de la zona baja de Belén.
  • Niños de Belén expusieron ante las reinas, el olvido en que los tienen sumidos los diversos gobiernos. 

“Tenemos un alcalde que no hace nada por eliminar la pobreza y la basura. Tenemos un mercado, pero los vendedores venden afuera en el piso, al lado de la basura y en otros casos, al lado de desagües”, fue el real y desgarrador testimonio de una de las niñas que asistió a la Iglesia “Alianza”, ubicada en la zona baja de Belén, hasta donde llegaron tres reinas de Belleza.
Estuvo Jésica Newton, presidenta del Miss Perú, Majo Lora, que llegó desde Tailandia y Andrea Moberg, actual Miss Grand Perú 2018 y Miss Rosa. El trío de mujeres con espíritu social, también visitó el penal de mujeres donde las conmovió ver a tantas de ellas con muchos años de cárcel encima y con varios hijos que han quedado desamparados.
“Creo que estamos en una etapa diferente, por lo que queremos hacer ver a nuestros gobernantes las necesidades que tiene el país. Lo que veo me indigna y me llama a poner acción e invitar a todas las empresas privadas para que ayuden a fin de solucionar los problemas de las distintas comunidades que viven en estas condiciones que no son sanas para nadie, menos para los niños.
Estuvimos en Trujillo donde también nos hemos encontrado con situaciones extremas, pero en este caso de Belén me duele e indigna demasiado. El tema de la basura es una situación que debe ser tomada como prioridad, no hay forma de dormir tranquilos cuando la cantidad de niños que están alrededor de esos cúmulos y focos de infección crecen. Si quieren que se superen entonces hay que darles mejores condiciones de salud y alimentación”, apuntó Jésica Newton.
¿Sabía que dos médicos han sido alcaldes de Belén?
-No, pues habría que pasarles las fotos porque es alarmante todo esto. No nos mueve ninguna motivación política sino el interés de ayudar a la gente. Hay que convocar a las empresas, a la gente para limpiar Belén.
De otro lado, he conversado con las internas del penal, la mayor parte de ellas está por narcotráfico. Les han dado entre 20 años. Vemos a tantos desgraciados que cometen violaciones contra la mujer y están libres, o les dan pocos años de prisión, aunque maten.
Esas mujeres están ahí por un tema de inexperiencia, de falta de conocimiento, sobreviven, están varias madres solteras no solo de uno sino de 3- 4 o 5 hijos. Sus hijos en están en las calles y no tienen idea de quién cuida de ellos. Hay que dejar de lado a los abogados de oficio que no tienen convicción y tampoco interés por los casos cuando los llevan a la Corte de Justicia. Creo que sí es importante administrar justicia, cuando se comete un error hay que pagarlo, pero en su justa medida.
De otro lado, la reina Majo Lora, dijo haberse sentido conmovida cuando pisó el penal de mujeres ya que nunca había visitado uno. “Pese a su condición ellas muestran cierta alegría, eso me llamó la atención. Nunca antes había visitado un penal. Todas ellas quieren ser escuchadas por la justicia, hubo algunas quejas referentes a que no las escuchan. Vi a varias extranjeras, entre ellas a tres tailandesas, fue raro encontrarlas ahí” concluyó.
Finalmente, Andrea Moberg, la reina loretana habló sobre la visita a Belén. “Esta realidad de Belén, la conozco bien. Una realidad que conocemos, pero que debemos cambiar por el bien de todos los que viven aquí. Con Jésica y Majo, que son personas influyentes creo que podremos lograr visibilizar más esta problemática de Belén a nivel nacional para recibir mayor apoyo. Hemos traído algunos aportes, pero son pocos.
Tendremos una reunión en el gobierno regional espero que podamos hablar con el gobernador Fernando, esta situación no puede continuar en Loreto. A Belén llegan muchos turistas del extranjero, debemos cambiar este rostro para que sigan llegando, pero a una zona diferente, bien cuidada”, habló Andrea.
Sin duda alguna, así como en la memoria de las internas del penal, de las niñas del internado “Lorena” y los habitantes de Belén, no podrán olvidar la presencia de las reinas en sus espacios; sin duda que ellas tampoco podrán olvidarlos fácilmente. La forma como se están haciendo visibles, no está matizada de brillos, luces o maquillajes efímeros, más bien está rodeada de pobreza, hambre, basura, desagües con olores fétidos, olvido y abandono.
Sin embargo, ellas en una manera diferente de asumir el compromiso social; basado en la humildad y sencillez, se convencerán profundamente que la belleza que irradian ciertamente es por actuar bajo esos dos preceptos. La labor social que despliegan sin duda las hará dignas representantes de una belleza genuina, inacabable, inextinguible.