La “Amazonidad”

Aquí, en otros lugares del país o del mundo son ya muchas las personas nacidas y crecidas en alguna región de la selva peruana que llevan en su corazón el amor a su tierra, pero van dejando la `vergüenza´ de ser lo que somos.
Se va acrecentando o reafirmando un espíritu de Amazonidad, que queremos resumir el decir Identidad Amazónica, lo que tenemos en el alma y ha sido maltratado, al punto que no ha sido fácil recuperar ese orgullo por lo amazónico. Estamos en ese proceso.
Esto es más que un reconocerse, es una forma de vida que se debe mostrar, revalorar, que así como la cultura incaica tiene sus saberes que deben ser plasmados en el día a día por nuestra propia felicidad real, sin poses ni fingimientos que en el paso de los años nos vuelven seres con un vacío no llenado en el alma.
La Expo Amazónica sin quizás proponérselo en sus inicios que más bien nació por una necesidad de comercializar lo que tenemos como materia prima, en cada edición va abriendo más puertas, van surgiendo más ideas, van sumándose sectores que desde lo que hacen promocionan lo amazónico.
Un sector que ha incursionado con fuerza en esta versión de la Expo Amazónica es la moda, los diseños de vestuarios, que poco a poco ha ido sellando en nuestro gusto porque al estar en nuestra ropa es forma de identificarnos con lo que amamos.
Este año también se han sumado los literarios a la cabeza con el recocido escritor Roger Rumrrill, gran conocedor de la realidad amazónica, junto a él otros reconocidos exponentes de San Martín (Tarapoto) y Ucayali (Pucallpa). Las obras literarias también necesitan conocerse en todo el país y el extranjero, son de calidad de exportación.
Otro sector es el de juguetería que con materiales flexibles maderables forman rompecabezas educativos, las piezas forman loros, peces, árboles, y las formas son en figura natural y no la clásica tipo tabla con piezas echadas. Por ejemplo el loro está parado.
La música también ha encontrado su espacio en la Expo Amazónica y van reviviendo clásicos como de los Wemblers de Iquitos con instrumentos modernos y mezclas electrónicas que hacen saltar de su asiento a todas las edades y disfruta por ejemplo con el tema “La Danza del Petrolero”. Y versiones selváticas más actuales como los ritmos de la iquiteña Ruth Karina. Así, la Expo Amazónica nos espera hoy, hasta mañana fecha final.

Comments are closed.