¿Se imagina la mezcla del francés con el ritmo pegajoso y sensual de la salsa?, pues para Sylvain Gilles, músico y cantante francés, no fue obstáculo para aplicar esta fusión, la misma que podrá apreciar este sábado en el Festival de Salsa que viene organizando la Alianza Francesa de Iquitos.

Sylvain Gilles nos comenta que la salsa es mágica, “Lleva a las parejas sobre una nube que baila, les saca del gris del cemento de los barios, reúne en una misma fiesta las generaciones que pasan, da un rayo de sol en la noche de invierno, genera un grupo de músicos populares que les enseña que deben saber bailar, cantar, y pegar al ritmo para poder volar. Sí además les ofrece textos que les llenan el espíritu, que les encantan sentimientos”, explica.

El álbum que nos presenta Sylvain Gilles es el primero de un  grupo: Cantantes Latinos. Es el resultado del encuentro de tres cubanos y de cuatro venezolanos a través de Sylvain Gilles y de Philippe Carmona en Montpellier, Francia.

Sus sonidos complementarios dieron un estilo de salsa (en el sentido mezcla) original. Pueden ofrecer tanto una música acústica, íntima, familiar o hacer bailar a partir de un escenario o de un flote de decibeles.

“Pero existe también esa doble influencia cultural, cubana y venezolana, perfectamente original. Curiosamente, ese tipo de fenómeno puede nacer sólo  lejos de los lugares de nacimiento de culturas de origen. Los primeros franceses, generalmente, empezaron hace algunas decenas de años, a tocar música latina haciéndose pasar por latinoamericanos. Porque era inconcebible, para el público francés de la época, de poder tocar esa música sin “tenerla en la sangre”. Hoy en día, esos mismos músicos y sus sucesores, no tienen ninguna vergüenza de reivindicar su lugar de nacimiento y su pasión por la música latina además que con el tiempo adquirieron una maestría de este arte. Luego los textos en francés aparecieron como una especialidad del grupo, de donde nació el origen del nombre “chanteurs latins”, cantantes latinos. En plural, porque querían ante todo simbolizar una amistad durable entre los protagonistas, y una apertura a sus cercanos quienes comparten esta misma pasión del canto latino. Las repeticiones y grabaciones, para este álbum, han sido momentos de felicidad, porque cada uno pudo brindar su propuesta para un arreglo en un ambiente de sincera risa. Porque el esencial era la felicidad de crear juntos”.

Pues no se olvide que está invitado a esta fiesta de color y sabor, donde la lengua romántica se hará presente en la fusión de salsa francesa, a partir de las 9 de la noche. (MIP)