Juez civil y director de Salud irían a comunidad de Cuninico el próximo 31 de enero

  • Más de dos mil pobladores los esperaron el último 3 de enero, pero no pudieron llegar.
  • Comuneros reclaman que presupuesto (3 millones de soles) ganado ante el poder judicial, sea ejecutado con transparencia.

El pasado año 2019 se desarrolló una audiencia ante el segundo juzgado civil que despacha el juez Sergio Del Águila, a la que acudió el director de salud, así como pobladores de la comunidad de Cuninico, donde el año 2014 se dio un derrame petrolero, responsabilidad de Petroperú. También estuvo presente el abogado de IDL Juan Carlos Ruiz Molleda.
El poder judicial mandó a DIRESA ejecutar cuanto antes el Plan de atención a los más de 2 mil pobladores de la zona afectada. Un plan que cuenta con presupuesto tangible de 3 millones de soles. Con ese dinero sacarán muestras de sangre, pelo y orina, así como abrirán historias clínicas a cada uno de los comuneros, para finalmente detectar si padecen algún mal y darles el tratamiento correspondiente.
El último sábado 3 de enero 2020 los comuneros reunidos en Cuninico, esperaban el arribo del director de salud Percy Minaya y el juez del segundo juzgado civil, pero no llegaron. Sin embargo, llegaron funcionarios de Diresa que estuvieron dispuestos a escuchar los pedidos de los comuneros.
Sobre lo ocurrido se entrevistó al abogado de IDL, quien adelantó que a fin de mes volverá a Iquitos para desplazarse a la zona de Cuninico.
“Quienes llegaron a la zona escucharon a la población (perteneciente a cuatro comunidades) que en principio se mostró disconforme por la no aparición del director de salud y el juez. Les dijeron que existen una serie de preocupaciones, de pedidos, quedando en claro que ellos quieren que el presupuesto obtenido y ganado; sea ejecutado bien, con transparencia y que se les dé a conocer sobre los gastos a emprender. Que haya comunicación fluida al respecto del proyecto.
Posteriormente, he ido junto a Carmen Arévalo, de Derechos Humanos y otros comuneros, a visitar la zona (Cuninico) donde se registró el derrame en el año 2014. Ahí se hizo una remediación por parte de Petroperú, pero nos hemos dado cuenta que ahorita mismo está saliendo un “ojo” de petróleo, entonces no se habrá hecho bien.
De otro lado, refirió que sigue pendiente una demanda para que se de mantenimiento al oleoducto ante el Tribunal Constitucional, ya que acá el juzgado la declaró Improcedente. Igualmente, mencionó que se viene llevando en audiencia ante el TC la demanda de compensación para los pobladores afectados”, puntualizó Ruiz Molleda.

Comments are closed.