-Capitanía y Fiscalía encontraron a un menor de edad que viajaba con Sargento

El exceso de carga y la falta de seguridad no fue lo único que encontraron las autoridades en la embarcación “Linares”. También descubrieron a cuatro jóvenes, entre ellos un menor de edad, que viajaban a Tumbes para enrolarse al Ejército Peruano.

Jóvenes iban a hacer la ruta Iquitos-Yurimaguas-Tarapoto-Chiclayo-Tumbes.

Jóvenes iban a hacer la ruta Iquitos-Yurimaguas-Tarapoto-Chiclayo-Tumbes.

Estos pasajeros fueron identificados como David Ochoa Sánchez (17), Gregori Mozombite Alcántara (22), César Mozombite Alcántara (23) y César Mattos Ricopa (22). Ellos estaban siendo llevados por Jorge Tong Alama (26), quien se presentó como un Sargento.

Al notar este hecho, la fiscal de Prevención del Delito, Elma Vergara, les pidió sus documentos a cada uno, pero solo César Mattos lo llevaba en su bolsillo. Los demás indicaron que estaban en trámite y uno dijo que lo había extraviado.

Según el recluta, no hubo necesidad de consultar o pedirles autorización a sus padres porque “todos son mayores y saben lo que hacen”. En el caso de menor, Tong precisó que éste le mintió diciéndole que tenía 18 años.

Sin embargo, “La Región” hablo con David Ochoa Sánchez quien confesó que tiene 17 años y que tiene ganas de prestar el servicio voluntario al Ejército Peruano. “Mis padres me dieron permiso, por eso me estoy yendo a Tumbes”, afirmó.

Por su parte, el Sargento Tong aseveró que es la primera vez que viene a Iquitos a reclutar personas para llevarlas al Ejército. “Ellos me dijeron que tienen ganas de servir a la patria, yo pensé que todos eran mayores de edad, pero me equivoqué con el chiquillo”.

Extraoficialmente, “La Región” pudo conocer que este sujeto fue a la zona del Terminal, en San Juan, para buscar futuros soldados. Inclusive, habría estado ofreciendo mil quinientos nuevos soles adelantados para convencerlos.

Al término de la diligencia, la Fiscalía puso a estas cuatro personas a disposición de la policía nacional para las investigaciones del caso. Cabe señalar, que varios padres de familia denunciaron en Iquitos la desaparición de sus hijos. Tres de ellos (David Ochoa Sánchez y los hermanos Mozombite Alcántara) fueron encontrados en “Linares”. (MC).