• Madre pide apoyo para su hijo

Tenía el sueño de ser cantante. Un joven de 28 años de edad habría realizado un pacto con el diablo, le entregó su vida a cambio de fama y dinero, pero nunca imaginó que todo esto le llevaría hasta la locura.
Así lo dio a conocer Rosa Nachita Ríos (38), madre de Hamilton López Nachita, quien hoy se encuentra postrado en su cama tras presentar esquizofrenia desde hace 3 años.
Según cuenta la progenitora, Hamilton tenía la ilusión de ser un cantautor, de cantar en orquestas musicales, pero debido a los escasos recursos económicos no pudo lograr su tan anhelado sueño.
Fue así que conoció a un joven que se dedicaba a la chamanería. Este joven le enseñó los secretos de la magia negra e incluso se dedicaban a captar turistas para llevárselos al monte y allí realizar rituales con el tabaco y la ayahuasca.
Un día su madre le sorprendió leyendo un libro sobre la magia negra, en ese momento el joven no presentaba absolutamente nada extraño en su ser. Entonces fue que viajó a la capital de la república para luchar por sus sueños; sin embargo, meses después, mientras se encontraba en la casa de su tía empezó a presentar comportamientos raros. Cuenta su madre que el joven se echaba en el piso y empezaba a besarse con los perros y gatos que había en el lugar e incluso hacía actos obscenos delante de cualquier persona. En las noches lanzaban gritos lastimeros en el interior de su cuarto, cansado de todo esto, su tía tuvo que darle la mala noticia a su mamá que se encontraba Iquitos.
El joven fue traído a la ciudad, le llevaron al psiquiatra, donde el médico le diagnosticó que presentaba una esquizofrenia severa.
Los familiares poco o nada pudieron hacer, debido a que no cuentan con dinero para comprar las medicinas que Hamilton necesita.
Hoy por hoy, este joven sale de su vivienda ubicada en la calle Pablo Rojas del asentamiento humano “Las Brisas” que se encuentra por inmediaciones del kilómetro 7.5 de la carretera Iquitos-Nauta y empieza a caminar vagamente hacia el centro de la ciudad.
Familiares indican que se desaparece hasta 3 días e incluso personal del serenazgo de San Juan, como ya le conocen, le recoge del lugar donde está y le lleva hasta su domicilio.
Ante esta situación, la madre de Hamilton pide a las autoridades el apoyo necesario para poder tratar a su hijo y si es posible albergarlo en una casa hogar donde pueda ser tratado por especialistas.
(C. Ampuero)