Jefe de OCMA respondió algunas inquietudes de periodistas

Todo estuvo listo para que a las 10 y 30 de la mañana se inicie la videoconferencia con el jefe de OCMA, Dr. Vicente Walde Jáuregui, en una de las salas acondicionadas especialmente para ese tipo de comunicación.
Varios colegas preguntaron respecto a mecanismos legales a fin que la justicia llegue en menos tiempo a los justiciables, así como figuras legales que han cambiado desde el ingreso del nuevo código procesal penal. Dejando de lado el sistema inquisitivo, en donde los jueces eran prácticamente los que llevaban adelante las investigaciones y daba las sanciones que creían convenientes.
Hoy el ministerio público es el persecutor del delito, el que tiene que presentar las pruebas en el momento preciso, llevando una demanda ante los juzgados debidamente esclarecida en cuanto al pedido de sus sanciones. El juez se limita a escuchar ambas partes, para el final tomar una decisión. Toda la carga de la investigación preliminar recae en el ministerio público.
No se habló a profundidad de los casos emblemáticos en la sede de la corte de Loreto, y no solo del caso de Vásquez Valera, sino del resto de ex autoridades con denuncias graves y que aún no han llegado al poder judicial por estar en investigaciones preliminares en el ministerio público.
Frente a algunas preguntas planteadas, el jefe de OCMA iba tomando nota, se espera que posteriormente ponga la dedicación oportuna a fin que la Corte Suprema, donde hay varios casos de Loreto, se concentre y asuma los fallos esperados en esta región.
Se le expuso el caso del futuro Mercado Modelo de Iquitos, obra que se dio en el periodo del ex presidente regional de Loreto Robinson Rivandeneyra, quien ahora está en el penal de varones, así como sentencia para cuatro personas más que desde hace meses están con orden de captura.
Obra que empezaría a inicios del año 2007, que se entregó en los últimos días del gobierno de Rivadeneyra, desembolsándose 5 millones de soles para la empresa que ganó la Buena Pro. La obra no puso ni el primer ladrillo en el terreno y todo se complicó legalmente a futuro. Hoy el terreno está lleno de roedores, gallinazos, desagües, pestilencia extrema. Los 5 millones se esfumaron.
Es por ello que el actual fiscal supremo Pablo Sánchez Velarde, al ver que ese caso se había archivado en años pasados, al ver indicios razonables de presuntos delitos, pidió a los fiscales de Loreto que se reabra la investigación. Así se hizo. Los fiscales de Loreto luego de un largo juicio oral, lograron que la Sala Penal de Apelaciones, sentenciaran a los presuntos responsables.
Sin embargo, hoy se conoce que el mismo Dr. Pablo Sánchez, en un acto grande de incongruencia frente a lo que en años pasados había solicitado, ha expedido un dictamen fiscal indicando la nulidad de la sentencia ejecutada por los miembros de la sala penal de apelaciones. Quedando hoy por hoy en manos de la Corte Suprema la última palabra, respecto al caso mencionado.
En ese punto el jefe de OCMA tomó nota de lo expuesto, respondiendo luego una cátedra sobre la tarea del ministerio público frente al poder judicial, en el marco del NCPP. Agregando, que él era muy partidario del antiguo sistema, del sistema inquisidor, donde el juez tenía más facultades para actuar en el marco de la investigación total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.