Inundaciones y desperdicios

La declaratoria de emergencia por el tema del clima, siendo las intensas lluvias una manifestación que afecta más a las poblaciones que se encuentran en zonas periféricas, el mal proyecto constructivo del alcantarillado de Iquitos hace que sus calles y casas se cubran de agua pluvial y de desagüe por espacio de varias horas, y en algunos casos dura hasta más de 24 horas.

Pero, en las últimas semanas se han visto afectadas más zonas de la ciudad que antes no sufrían de estos aniegos que nosotros comúnmente lo llamamos inundaciones. Qué es lo que está ocurriendo si no es el problema que nos dejaron como herencia la empresa “china” y las ex autoridades procesadas por esta pésima obra?

Unos vecinos nos han dado luces de lo que está ocurriendo, o por lo menos de una de las razones. Su explicación es válida porque muchos lo vemos a diario. Decían a través de una emisora radial que personal de Sedaloreto e incluso de las municipalidades que conforman la ciudad realizan trabajos de limpieza en los sifones, lo dejan libres de basura y otros objetos como botellas de plásticos, latas, y hasta palos y cascajos.

Sin embargo, a las pocas horas nuevamente se va acumulando basura en los sifones. Por qué? Porque sencilla y llanamente nos falta educación, cultura de limpieza. Mucha gente, por no decir casi todos, arrojamos nuestros desperdicios en las veredas, patios, en las pistas, o en las calles de la ciudad. Se ven latas, botellas de plástico y envolturas de galletas y otros.

Sucede que cuando llueve estos objetos rebalsan y van a ubicarse en los sifones que se obstruyen y son actualmente una de las causas por lo que varias calles que antes no se inundaban, ahora sufren el fenómeno urbano. Y no tenemos conciencia de que nosotros mismos lo estamos ocasionando. Esto a decir de un grupo de vecinos debería llevar a que seamos más críticos y llamemos a un cambio de actitud cuando veamos a un ciudadano cometer estos actos que atentan contra el bienestar de todos.

La limpieza es importante no solamente dentro de la casa, sino también por fuera, en la vereda, en el patio, en el borde de la pista. “Si no vas a ayudar a limpiar, no ayudes a ensuciar” decía una frase de campaña de limpieza hace un tiempo atrás.

Y para no ser parte del problema una de las recomendaciones dice que si estamos por la calle, no arrojemos al piso la basura que producimos, sino que lo guardemos en nuestro bolso, la mochila u otro recipiente hasta llegar al lugar (depósito) correspondiente de arrojar basura. Es una acción que podría amenguar las inundaciones urbanas.

 

 

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email