• Expresa directora del penal de varones del INPE, Delcia Zapata Roque.

Respecto a los 51 internos que hace meses se amotinaron en el establecimiento de Iquitos, quienes después fueron trasladados a varios penales del Perú. También cambiaron a personal del INPE, quienes supuestamente habrían influenciado en los internos para amotinarse y causar zozobra en el penal.
“Yo estuve de vacaciones, cuando retorné tomé conocimiento que por orden superior se había trasladado 51 internos a diversos penales del Perú como el de “Cochamarca, Juliaca, Arequipa, Tacna, Cuzco, Ica y Chincha”. Ellos han sido llevados bajo la figura de la regresión, es decir que aún no están aptos para armar sus expedientes y que salgan del penal.
La mayoría han sido condenados con penas altas. Si su conducta mejora, entonces progresan y salen de esos penales de régimen cerrado a otros. Además, se les evaluará cada 6 meses”, mencionó Zapata.
¿Qué pasó realmente, verdad que protestaban porque no les daban buena comida?
-No. No, no. Lo que pasó es que fueron manipulados por otras personas, quienes pensaban que al hacer un motín me sacaban así de en medio y volvía la gestión anterior. Yo no quiero hablar mal de mis compañeros, pero las cosas han sido así.
Posteriormente cuando pasó todo eso, ellos (los internos) han mencionado que les habían inducido a que ejecuten esas acciones porque con eso iba a caer la directora. A Dios gracias yo estoy trabajando porque a mí me gusta la justicia y lo correcto.
¿Qué población existe en estos instantes en el penal?
-De 1,060 internos que habían ahora hay 979 y quiero llegar a la meta de 800 porque les estoy viendo sus expedientes para que salgan si ya han cumplido con sus penas y también ver sus beneficios. Trato que salgan rápido cuando ya cumplen con su pena y se les ve rehabilitados para estar entre la sociedad.
¿Y cuántos internos hay acá en el penal de Iquitos que necesitan de un indulto?
-Se han pedido tres, pero no ha salido ni uno solo para Iquitos. Justamente en estos días estamos evacuando a un paciente con cáncer a la capital. Tenemos a otro interno de 65 años con cáncer terminal y a otro que está esperando su muerte. Nos han devuelto del hospital diciendo que ya no tiene cura. Los señores están postrados.
El indulto no ha llegado porque los mismos médicos del hospital a veces dicen que no están graves, que aún están bien. Hay un señor de 78 años que tiene una hernia, pero no tiene su DNI entonces no lo atienden por la falta de ese documento, pero nosotros ya estamos resolviendo ese problema cuanto antes para que no siga así.
El señor se llama Segundo Ernesto Cárdenas Fasabi, dice que su señora se llama Norma Paredes y que es del distrito de “Iparia” en Pucallpa, ojalá y pudieran venir a verle. A mí se me parte el corazón de verle tremenda hernia en sus partes íntimas, sin poder hacer nada al respecto. Algunos amigos lo apoyan, pero se necesita de una operación.
De otro lado, la directora del penal Delcia Zapata, estuvo ayer al lado del Padre Marcos, quien hizo la misa en el penal de varones, donde bendijo una vez más los rosarios hechos por los internos del penal de Lurigancho, que han sido repartidos en todos los establecimientos del INPE, en el marco de la llegada del papa Francisco. (LM)

Artículo anteriorMuni Maynas continúa implementando trabajos de barrido sostenible
Artículo siguienteAlcalde Sanjurjo ofrece 60 becas para jóvenes que quieran estudiar carpintería