Al mes de julio, la rentabilidad de la actividad petrolera en Loreto muestra resultados gratamente satisfactorios al incrementar las transferencias por concepto de canon y sobre canon petrolero (CSCP) de 133 por ciento respecto al valor registrado en el mismo mes del 2021, pasando de S/9 millones a S/21 millones.
Es la buena noticia que nos trae el economista Roger Grández en uno de sus últimos e interesantes artículos de investigación, señalando que ha ido mejorando la capacidad financiera de los beneficiarios del recurso petrolero. Ello respecto al rendimiento de julio/junio 2022, el CSCP fue de 11 por ciento mayor, a pesar de una menor productividad del trabajo de campo en los dos lotes petroleros en actividad (67 y 95) mostrando dos meses consecutivos de merma, acumulando 29 por ciento.
Los mejores precios pagados en la liquidación del producto es el reflejo de la cotización en alza del petróleo crudo en el mercado internacional (WTI, us$114.63barril), sumándose la mejora en la cotización del tipo de cambio, empujaron en alto la asignación del CSCP en el mes de julio. De los dos lotes petroleros en actividad, el precio pagado por barril del lote 95 se promedió en US$96.71 mientras que del lote 67 se castigó en US$74.54, siendo el factor calidad que muestra la diferencia en los precios pagados.
Respecto a la distribución del recurso CSCP, el Gore Loreto recibió en su cuenta financiera S/11 millones en julio frente a los S/10 millones del mes anterior; mientras que los gobiernos locales percibieron S/8 millones 405 mil, mayor en S/807 mil respecto al mes anterior. En cuanto al trabajo de campo de los lotes petroleros de enero a julio 2022, la actividad del Lote 95 aporta el 91 por ciento de la extracción de petróleo crudo con 2 680 mil barriles, con un valor de la producción de US$197 millones; es el mayor aportante al canon petrolero para el departamento de Loreto con us$30 millones acumulado en este 2022.
En cuanto al nivel de producción del lote 95, muestra una ligera tendencia negativa respecto a su nivel alto de actividad ocurrida en febrero, acumulando una pérdida de producción al mes de julio de 266 mil barriles valorizados en aproximadamente en US$21 millones.
El secuestro del lote 95 durante 5 semanas consecutivas (desde inicio de marzo) por parte de AIDECOBAP exigiendo, entre otros puntos, un fondo social de 2.5% del valor de producción para ser administrados por esta organización bajo la argumentación de ser dueños del territorio y del recurso petrolero; y los problemas persistentes en la estación 1 (Saramuro) impidiendo el transporte de su petróleo por el oleoducto a la refinería de Talara, quitaron fuerza de empuje en su actividad de producción en el campo Bretaña, y al parecer esta tendencia no tiene visto de solución, sobre todo en el tramo de la estación 1 y 5 del oleoducto.
En el mes de julio, el lote 95 dejo de operar durante 13 días no consecutivos. En el caso del lote 67, su producción diaria llega al límite de 1 500 barriles, aportando un acumulado de us$2 millones 195 mil por concepto de canon petróleo para Loreto en lo que va del año. Los temores de la creación de una reserva indígena y una modificación a la ley PIACI envuelve en un río de incertidumbre sobre el futuro y permanencia de la actividad petrolera en la cuenca del Napo.

Artículo anteriorJUZGADO MIXTO
Artículo siguienteDesarrollo Económico MDSJB promueve taller “Consentimiento de imagen cuidado de la imagen” a servidores