Quienes asistimos en la década de los sesenta, a la instalación de la Casa de la Cultura regional como apéndice de la central de Lima  a nivel regional, recordamos con cuanto empeño su flamante director don Carlos Cavero Egúzquiza, se dio a la tarea de compaginar acciones tendientes a lograr que dicha institución se ubicara en el primer lugar como vertiente de la cultura en general, mediante el desarrollo de concursos, cursos de teatro, declamación y escenificación de obras maestras de la literatura universal.

La idea fue muy bien recibida, los elogiosos comentarios circulaban a una velocidad  vertiginosa, pero lamentablemente, donde sobraba el entusiasmo y la idea brillante, faltaba el apoyo económico, factor principal de la mengua en el desarrollo de trabajaos artísticos y culturales.

Tal situación no cambio a la triste  desaparición del Quijote que quiso elevar el nivel cultural de nuestro pueblo, mediante lo que ahora se conoce como el Instituto Nacional de Cultura  (INC), algunos de quienes continuaron con la tarea emprendida, por su primer director, lograron  reactivar en algo el ritmo de trabajo, bajo la dirección del entonces joven universitario Íbico Rojas Rojas, egresado de  las aulas unapenses, quien con brioso empeño  se dio a  la tarea de desarrollar espectáculos de obras universales diversas, con la participación de entusiastas artistas jóvenes algunos  aún en embrión y otros ya cuajados en las lides teatrales, destacando entre ellos la vena interpretativa de la siempre inquieta Marina Díaz y de Tito Rodríguez Linares.

Lamentablemente, si bien los actores no cobraban por su actuación, en cambio no había presupuesto para el vestuario y el pago del alquiler del local. Aún así la Casa de la cultura en un casi último esfuerzo, logró presentar en Iquitos y en el Coliseo Cerrado, al grupo Histrión de teatro, que desarrolló tres presentaciones a coliseo  lleno, sobre todo con la escenificación de Marat  Sade y El Fabricante de Deudas. Sin duda fueron otros tiempos.

Haciendo abstracción al relato resumido de lo que fue en un tiempo lo que  ahora es el INC, podemos decir que resulta alentador en estos últimos meses, el empeño que viene imponiendo en el INC regional, su actual director Christian Bendayán que además de presentarnos todo un programa de trabajo a desarrollarse durante el mes de abril, anuncia para el día lunes 26 de abril de 2010 la presentación de una exposición denominada “La Palabra en la Floresta” la misma que consiste en la presentación de libros, revistas y  Diarios de Loreto. Sin duda todo un espectáculo cultural. Dicho certamen se desarrollará en el Centro Cultural  de la UCP en el jirón Prospero 246, hay que asistir.