¿IIAP destruido por medidas burocráticas e intereses políticos, no técnicos y menos científicos?

  • Gran parte de profesionales de ese Instituto no saben a quién recurrir para salvar al IIAP.

Expresan en pronunciamiento (cerrado) que el actual gobierno de Martín Vizcarra, estaría pulverizando el IIAP. Que mediante el Decreto Legislativo número 1429, titulado decreto que actualiza y fortalece la gestión institucional de los órganos colegiados del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP-setiembre 2018), se buscaba supuestamente fortalecer y mejorar el Instituto de renombre nacional e internacional, con medidas burocráticas y netamente intereses y decisiones políticas no técnicas ni científicas.
El Instituto fue creado desde la constitución del 79 y a través de más de 35 años ha logrado diversos hitos o avances respecto a investigaciones en acuicultura, especies forestales y zonificación ecológica-económica, con presencia en las 7 principales regiones amazónicas del Perú (Loreto, Amazonas, Ucayali, Madre de Dios, San Martín, Ucayali y Huánuco). Según su reglamento de organización y funciones, corresponde al IIAP, realizar el inventario, investigación, evaluación, y el control de los recursos naturales, promoviendo su racional aprovechamiento e industrialización para el desarrollo económico y social de la región.
Asimismo, a través de su autonomía ha realizado estudios científicos que muchas veces no han agradado a las autoridades regionales y nacionales (algunos piensan que esta intervención del gobierno se deba a que existen en cartera una serie de megaproyectos como la Hidrovía Amazónica y las carreteras a la Amazonía, cuyos estudios de impacto podrían no ser favorables para los proyectos del gobierno si es que el IIAP actúa con transparencia y autonomía.
Antes de DL 1429 se gobernaba desde un Consejo Superior y entre las 21 instituciones que conformaban este consejo superior se elegía el presidente (8 universidades amazónicas, 7 gobiernos regionales, 1 representante de Concytec, 1 representante de Ivita, 1 representante de Inia, 1 representante de pueblos indígenas, 1 representante de la Iglesia, 1 del Minam), además para ser elegido presidente se tenía que tener una amplia trayectoria científica y como mínimo grado de doctorado con muchas publicaciones científicas y proyectos de investigación, así mismo para ser designado gerente se tenía que tener los grados y experiencia en investigación científica y en gestión del conocimiento.
“La supuesta ley de fortalecimiento que ha impulsado el gobierno viene destruyendo al IIAP. El Minam ha nombrado a dedo a las actuales autoridades y prácticamente todas las tomas de decisiones han sido nefastas para la institución. El denominado fortalecimiento no es más que la entrega de las decisiones a dos profesionales “pulpines” quienes desconocen en las temáticas de ciencia y Amazonía.
Ellos indican que sólo son autoridades transitorias sin embargo han hecho una serie de cambios que han debilitado la parte científica, administrativa, alianzas nacionales e internacionales, e incluso los fondos de los próximos años, lo que evidencia incapacidad por parte de funcionarios del gobierno.
El decreto legislativo número 1429 fue impulsado por iniciativa de la ex ministra del ambiente Fabiola Muñoz (actual ministra de agricultura a pesar que tiene diversas denuncias pendientes), junto al ex primer ministro César Villanueva, ambos ligados a intereses de Ong, que coincidentemente trabajan en la Amazonía peruana y compiten con el IIAP.
Concytec conoce de estos problemas y no indica nada al respecto pues la presidente del Concytec es esposa del congresista Gino Costa (uno de los pocos defensores del gobierno y opositor a que se derogue esta ley en el Congreso). Este caso ha sido visto en la comisión de constitución del congreso de la república, impulsado por los congresistas Tamar Arimborgo, Tubino, Rozas, Dammer, incluso este caso ha logrado tener apoyo de todas las bancadas, fujimorismo, izquierda, apra. Estándose a la espera que pase al pleno para ser debatido.
Vale indicar que incluso en uno de los debates la misma ministra del ambiente Lucia Ruiz, admitió que fue un error haber intervenido de esa manera el IIAP, aceptando que los funcionarios “pulpines” no pueden compararse con las anteriores autoridades del IIAP.
El IIAP es una de las instituciones públicas con más investigaciones calificadas como Renacyt, varios con doctorado y muchos proyectos científicos de renombre. A pesar de ello el Minam en primera instancia nombró “a dedo” como presidenta a la señora Mónica Muñoz Nájar economista de profesión, con cero experiencias en temas de investigación científica, con sólo maestría en temas administrativos y sin datos en el registro del Concytec.
Así también, nombró al gerente general Jorge Peláez, un licenciado en administración de empresas (con apenas año y medio de haber sacado su título), sin experiencia en centros de investigación científica y también como la señora Muñoz Nájar con 0 conocimiento de investigación científica y Amazonía. El actual presidente del IIAP, Dr. Puertas, fue puesto en el cargo hace 2 meses, solo para aparentar y evitar críticas hacia la gestión; sin embargo, varios trabajadores son testigos que el gerente Jorge Peláez, es quien da las ordenes, en coordinación con Mónica Muñoz, desde lima.
Desde la adscripción del IIAP al ministerio del ambiente, ha sido debilitado e incluso se han reducido sus funciones. El Minam se supone debería ser una entidad netamente normativa y el IIAP una institución netamente técnica-científica. Sin embargo, gran parte de las actividades que actualmente impulsa el Minam abarcan temas técnicos- científicos, evidenciándose superposición de funciones.
Decisiones o medidas de esta gestión actual, denominada por el gobierno de turno como fortalecimiento.
• Incremento de procesos y trámites administrativos exageradamente burocráticos, han afectado la ejecución presupuestal. Esto se ha reflejado en la ejecución de los fondos, antes del 2019 el instituto era una de las instituciones del sector ambiente de mejor ejecución, actualmente la ejecución presupuestal es baja, y por más que se han hecho supuestas mejoras esto no ha cambiado. incluso se indica que para el 2020, el estado reducirá el presupuesto para el IIAP en al menos 6 millones de soles por no haber realizado buena ejecución este 2019 (primer síntoma de destrucción debilitamiento económico).
• Se viene prohibiendo a los trabajadores todo tipo de comentarios y/o publicación hasta en sus redes sociales personales. Antes entrar en vigencia la ley de “fortalecimiento” no había ninguna prohibición de explicar o difundir actividades en medios de comunicación, eventos, o por redes sociales personales. Actualmente se prohíbe cualquier comentario o explicación de los investigadores, en agosto del 2018 el Minam envió un documento al instituto, que cualquier comunicación de cualquier trabajador deberá ser consultada y aprobada por el ministerio del ambiente en Lima (restricción a la libertad de opinión para científicos).
Los contratos de los investigadores del iiap tradicionalmente han sido anuales. Esta gestión con el pretexto que en Lima los contratos son mensuales y trimensuales, vienen sometiendo a inestabilidad laboral y humillación a los investigadores. La mayoría de estos investigadores tienen más de 10 años trabajando con contrato, siendo personas de alta calificación (científicos del primer nivel de los pocos que hay en el Perú), y constituyen el principal capital institucional.
Aplicaciones informáticas interculturales: estudios de registros, análisis lingüístico y digitalización de lenguas amazónicas peruanas en situación crítica de extinción orientadas a la preservación, revitalización, uso educativo y su socialización por medios digitales (tecnología móvil). Orientado a apoyar el problema grave de la desaparición de lenguas indígenas (este año fue declarado el año internacional de las lenguas indígenas por la Unesco y el estado peruano se ha integrado a estas celebraciones)”.

Comments are closed.