Hora de la verdad

Toda protesta por razones de reivindicación laboral se legitima por las razones fundadas de la exigencia misma. Hemos comprobado a lo largo de los años cómo los demandados en estas medidas de lucha de la empleocracia del país terminan dándoles la razón, porque argumentos sobran a favor de los demandantes sociales.
Lo que casi nunca hemos visto, o quizás sean tan pocas veces que no lo tenemos claro en la memoria, es que estas luchas reivindicativas aparte de esfuerzos callejeros, riñas, tensiones y confrontaciones con la policía, no necesariamente significaba que no estarían cobrando sus remuneraciones con normalidad a fines de mes, con huelga y todo. O en su efecto se volvían recuperables.
Por eso decimos que hoy será la hora de la verdad, de la verdadera lucha especialmente del magisterio nacional, regional y local, que se han declarado en huelga indefinida, en este claro enfrentamiento con el gobierno central en la figura del Ministerio de Educación, de Economía e incluso del Ejecutivo; que no ha podido lograr la suspensión de la medida que tiene a miles de escolares peruanos sin recibir clases.
Sobre esto, la dirigencia nacional del SUTEP se muestra cauta y razones le sobran. Así piden a sus colegas a acudir a laborar hoy lunes e informarse sobre el MOVADEF y el CONARE, que han convocado primero desde el Cusco con acciones violentas y con una posición radical contra el gobierno. Además, informarse sobre el pliego de reclamos.
Así el secretario general nacional del SUTEP, Alfredo Velásquez, informa que hay una Mesa de Diálogo donde se conversará con la ministra de Educación, Marilú Martens, a fin de solucionar las demandas del magisterio nacional. Explica que busca que se cumplan los compromisos firmados por el Gobierno el año pasado, entre ellos el incremento de remuneraciones de los maestros contratados.
Todo pareciera que esta ansiedad por el incremento de sueldos de miles de maestros del país, frente a los altísimos sueldos de congresistas y otros funcionarios del sector público, está siendo aprovechada por estos grupos de conocida posición radical para posicionarse.
Han encontrado un “vacío” no cubierto por el gremio magisterial sutepista, y parece que a los huelguistas no les importaría el descuento remunerativo. Se espera mucho tino de los negociadores del Gobierno para hallar una solución a esta subestimada huelga de maestros que crece día a día.

Comments are closed.