• Motocarro donde transportaba menestra se partió en dos

Fue llevado de emergencia por las graves quemaduras que sufrió.  Un padre de familia quien junto a su esposa transportaban ollas de frejol caliente, además de varios baldes con esencia de chicha morada, sufrió quemaduras de segundo grado tras caerle en la espalada el frejol y el mote caliente que llevaba dentro de una olla grande de aluminio.

El infortunado fue identificado como Rony Ríos (41), quien vende estos productos en el mercado Modelo para sostener la carga familiar. Él, junto a su mujer, como todos los días, llevaba el frejol y la esencia de chicha morada a bordo de su viejo motocarro de color azul y sin placa de rodaje, pero el día de ayer se llevó la desgracia de su vida.

Cuando ya tenía toda la carga dentro del trimovil y cuando el padre de familia estaba a  punto de partir hacia el centro de abastos, el cuello del motocarro que conducía se partió en dos, al parecer por la sobre carga, y la olla de frejol caliente se volteó quemándole la espalda y parte de los glúteos.

El agraviado cayó en el suelo junto con toda la mercadería lanzando gritos de desesperación. Los vecinos que vieron el hecho auxiliaron a la víctima, le echaron agua para calmar el dolor, minutos después su esposa y un morador le llevaron de emergencia al Hospital Regional de Loreto “Felipe Arriola Iglesias”, donde fue atendido por el médico de turno, quien le diagnosticó quemaduras de segundo grado, quedando en observación en dicho nosocomio. El padre de familia tiene dos menores hijos por quienes da la vida y trabaja por ellos.

(C. Ampuero)