Otro de los puntos que tiene que resolver con urgencia la directiva del CNI, es la deuda que tiene que saldarse con casi la totalidad del plantel correspondiente a diciembre, y en algunos casos también a noviembre.

Varios jugadores han arreglado de palabra (como Barrena, Portilla, Castillo, entre otros) y no van a firmar el contrato mientras no les paguen lo que les deben. Eso está más claro que el agua.

Hay otros que sí han firmado contrato, como Marcelo Zamora y Mauricio Rebaza; pero que tampoco se sumarán a la pretemporada, para comenzar porque no tiene el boleto de avión, y además porque tampoco les han cancelado lo que les deben de la temporada pasada.

Los únicos que sí han recibido un dinero por sus respectivas firmas son los refuerzos Miguel Huertas, Luis ‘pinza’ Hernández, José Zamora y Aderlys Campos. Ryan Salazar, que también arregló, sólo lo hizo de palabra.

Los loretanos Nicolás Celis, Johny Olórtegui y Johny Oliveira, tampoco recibieron dinero alguno al momento de la firma.

Los loretanos que tienen un año más de contrato con el CNI son Michel Grandez, Pedro Flores, Paolo Díaz, Irwin Álvarez, Julius Rengifo, Carlos Urquizo, entre otros.

Caso especial es Osnar Noronha, la gallina de los huevos de oro del CNI, que los dirigentes le aseguraron hasta el 2014 y le dieron por su firma 10 mil dólares como adelanto, faltando ahora 7 mil dólares más.