•  Señaló el Ing. Agrónomo Juan Ferrando, coordinador ONU medio ambiente y coordinador regional en Panamá para américa latina ONU Red.

 

Lo hizo en el marco del encuentro macro regional sobre manejo forestal sostenible y comunitario frente al cambio climático, desarrollado el día de ayer donde también estuvieron presentes profesionales del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) adscrito al ministerio de agricultura y riego.
“Este evento es una iniciativa importante, algo muy creativo que ha desarrollado el gobierno central para poder impulsar los compromisos adquiridos en la Convención de París. Como programa ONU Red vinculado con la disminución de la deforestación nos interesa todo lo que tiene que ver con los compromisos vinculados a las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del cambio de uso del suelo.
Hay una importante y preocupante pérdida de bosque anualmente en Perú a pesar de todos los esfuerzos y preocupación de los funcionarios acerca de la degradación de los bosques. Es decir, no solo perdemos áreas de bosques, sino que los bosques que tenemos siguen siendo bosques con mucho menos valor económico ambiental y social. Porque han perdido cierta capacidad de proveer bienes y servicios” opinó el experto.
¿Y cómo hacer para que las comunidades produzcan sin afectar el bosque?
-Les pedimos mucho a las comunidades. El Perú es muy rico en buenas experiencias de manejo forestal o productos no maderables del bosque, pero no logramos que esas buenas prácticas se generalicen. Es parte de lo que al programa ONU Red le interesa apoyar al gobierno de Perú. Ver exactamente cuáles son las piezas que hay que mover para que este manejo forestal sostenible no dependa siempre de algún fondo de cooperación o de una ONG.
Queremos ver dónde están las trabas financieras porque entendemos que las técnicas han sido superadas. Y ver de qué manera el sector privado, los mercados, pueden participar reconociendo el verdadero valor de la madera cuando ésta es producida de manera sostenible, que es algo que por ahora no sucede.
Ahora se mezcla la madera ilegal con la madera legal yendo en desmedro de poder premiar al que saca madera de manera legal. Hay estrategias contra la tala ilegal, se tiene que implementar más, aún no se logra que el que haga las cosas bien reciba los beneficios diferenciando del que lo hace mal.