• Constructores conocen del clima tropical de la región, pero prefieren hacer obras que no cuidan ese aspecto. 

La mayoría de constructores que son beneficiados con obras millonarias en Loreto y Maynas, viven por décadas en la región donde constantemente están presentes las lluvias. Por lo tanto, al tener un expediente técnico en sus manos, deberían estudiarlo y evaluarlo a fin que el diseño sea el apropiado, mucho más si se trata de proyectos que van a beneficiar el sector salud y educación.
Al parecer a muchos no les interesa ese aspecto, porque cuando se les reclama las fallas observadas, a lo único que se limitan es decir que el DISEÑO estaba así y que su función es la de ejecutar la obra tal como está diseñada. Una falta de consideración y bondad hacia los pueblos que, a través de obras, los benefician con millones de soles que les permite seguir creciendo en esta siempre vulnerada región Loreto.
El año pasado el sector educación dio por iniciado el año escolar en la institución educativa 60143 “Henry Linares Soto”, ubicado en la zona de Belén. La construcción estuvo a cargo de la empresa CONASSA SRL, cuyo gerente es el señor Alfonso Quispe Salazar, propietario también del emporio comercial “Quispe”.
Aún no pasa un año de la inauguración y la directora Rosa Luisa Rimachi Franco, viene haciendo un llamado a la empresa (mediante oficio) y el gobierno regional que fue quien supervisó, para que hagan varios arreglos puesto que pronto nuevamente se iniciará el año escolar.
“No estamos ni a un año y la infraestructura ya muestra deterioros. La pintura que utilizaron no era lavable y con las lluvias ahora se ven todas descascaradas, el ministerio de educación no nos da a nosotros presupuesto para el pintado. Además, los pintores cobran por metro cuadro y este colegio es grande, de dónde podríamos sacar.
Sabemos que la empresa “Conassa” tiene una garantía para levantar las observaciones, por lo que ya les hemos cursado un oficio, pero aún no se acercan a la institución educativa a manifestar su posición.
Hay otras observaciones que se sienten más cuando llueve, en la parte alta han puesto unas ventanitas con malla metálica en vez de vidrio, todos los salones se mojan. En los techos no hay aleros y cuando llueve con viento el agua entra a todas las aulas y pasadizos. Lo hemos venido diciendo hace tiempo, pero los ingenieros de CONASSA nos mencionan que el DISEÑO, que el PLANO estaba así y que ellos no podían hacer nada. Ejecutan las obras como si acá estuviéramos en la sierra o la costa.
En los baños han utilizado materiales muy frágiles, que se rompe cuando se apoyan los alumnos. Miren las tribunas que han hecho de maderas y ya están viejas, abiertas, los alumnos echan ahí basura, esto pienso que pudo haber sido de cemento para que las escalinatas duren para siempre, se supone que la obra costó muchos millones de soles.
Además, hemos dicho a Conassa, que los ventiladores están malogrados, igual el aire acondicionado, los grifos del baño, las tasas, o sea, estamos colapsando y ellos nos responden que eso le compete arreglar al colegio ¿y nosotros de dónde vamos a sacar dinero para arreglar? No tenemos. Se supone que ellos dan un tiempo de garantía para arreglar en caso haya fallas, eso queremos que solucione y haga gestiones el gerente del gobierno regional”, declaró la directora.