¿Guerrero llegará en forma a la fecha FIFA de marzo?

A mediados de agosto de 2020, Paolo Guerrero sufrió una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla derecha, en el duelo que el Internacional sostuvo ante el Fluminense por el Brasileirao. Esta situación hizo que el atacante se pierda el inicio de las Eliminatorias Catar 2022.

Desde enero próximo, iniciará la última etapa de recuperación a la rodilla, luego de que el futbolista de 36 años fuera sometido a una operación para acelerar su regreso a los campos de fútbol. El ‘Depredador’ ha expresado su deseo de volver a defender la camiseta de la selección peruana, por lo que busca quedar expedito para enfrentar a Bolivia y Venezuela en marzo próximo.

Por este motivo, el comando técnico de la ‘Bicolor’ viajará hasta Brasil para seguir de cerca la evolución del capitán peruano. Guerrero es pieza fundamental en el esquema de Ricardo Gareca, por lo que el técnico argentino mantiene una preocupación por cualquier detalle de la lesión del delantero. El plan incluye la visita del preparador físico Néstor Bonillo, a fin de que pueda reforzar aspectos para el pronto retorno del ‘9’ de la ‘Blanquirroja’.

El ariete del Inter de Porto Alegre podría volver a defender los colores patrios si en febrero logra alternar nuevamente en su club. En Brasil se disputarán los torneos regionales en esas fechas, los cuales pueden darle minutos al delantero nacional y así llegar en buena forma a las clasificatorias.

Al respecto, el director deportivo de la selección peruana, Juan Carlos Oblitas expresó que la ausencia tanto de Paolo Guerrero como de Jefferson Farfán ha tenido un impacto notable en el rendimiento de la ‘Bicolor’. Para el directivo, suplantar a ambos delanteros no ha sido nada sencillo para Gareca. No obstante, expresó su confianza de tener a ambos atacantes disponibles para la fecha doble en marzo y así “ampliar el universo de jugadores de jerarquía”.

Lesiones del capitán

A lo largo de su trayectoria, Guerrero ha sufrido pocas lesiones de larga para. La más grave fue cuando sufrió otra rotura de ligamento cruzado, en la temporada 2009-10, cuando defendía los colores del Hamburgo. El seleccionado peruano se perdió casi toda la temporada, pues permaneció 194 días alejado de las canchas de fútbol.

Paolo Guerrero también ha sufrido lesiones menores, como contusiones y problemas en las pantorrillas. Estos últimos son bastante comunes en los futbolistas y aunque utilizan espinilleras para amortiguar los impactos durante el juego, lo cierto es que siempre hay un nivel de riesgo. Este tipo de lesiones los mantienen fuera de competencia por unas dos semanas, aproximadamente.

En tanto, otras lesiones comunes son las molestias en los abductores, los cuales suelen ser causados por una sobrecarga muscular. Las descargas y el descanso son factores esenciales para acelerar el retorno del futbolista. En el caso de Guerrero, serán aproximadamente seis meses en febrero, por lo que la recuperación en las próximas semanas será clave.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email