• En la zona norte de la ciudad capital
  • Vecinos antiguos añoran la calidez de las actividades religiosas.

purisimaHa pasado el tiempo y las formas de celebrar. Si bien en el programa de celebraciones de la Patrona del Distrito de Punchana, La Virgen Purísima, aparecen las actividades religiosas, éstas ya no son las predominantes como antaño. En la actualidad la mente de la mayoría de la población ha asimilado otras formas festivas.

Antes nos dicen algunos vecinos cercanos a la plaza Grau, todos estábamos pendientes de la salida de la procesión, de la gran velada a nuestra Patrona, del amanecer danzando en el local comunal, del compartir a la hora del caldo de gallina, de la chicha, y otras más vinculadas a la Iglesia La Inmaculada.

Esa mayoría de antaño, es la que en estos días ve a las actividades religiosas como un complemento y no como actividades principales. La expectativa de la mayoría de la población y de los visitantes se inclina a los concursos, a las fiestas paganas, a la llegada de artistas, al jolgorio en los alrededores de la propia Iglesia y de la plaza principal.

El movimiento es grande por la Patrona de Punchana, La Virgen Purísima, no deja de serlo, aunque los gustos mayoritarios hayan cambiado y las actividades por ende también. Lo único que queda vigente es la sensación de alegría, de festejo, de celebración, de pasar un momento de distracción, de fiesta del pueblo. (D.López)