Se ha tenido conocimiento que el lunes pasado (6 de abril) el comando COER del gobierno regional de Loreto, envió una carta a los responsables de la banca privada en Loreto a fin que abran sus agencias más temprano y con ello evitar las largas colas y las aglomeraciones de las personas que con toda justicia y motivo esperan para poder cobrar y comprar productos de primera necesidad.
Sin embargo, si la banca privada pensaría más en la coyuntura y se entregaría a favor de los miles de loretanos que asisten a cobrar y hacer transacciones financieras, hace tiempo que ya habría abierto sus puertas desde las 8 de la mañana y atendiendo hasta más horas de la tarde.
Bien podría convocar a más personas para que desarrollen la acción, que por supuesto son muchos los jóvenes que conocen bien el trabajo de cajeros en bancos. ¿Por qué no desprenderse y colaborar con el pueblo en estos momentos de extremo cuidado? No hay que olvidar que varios de los contagiados con el Coronavirus, han sido por hacer colas en los bancos.
Aún faltan varios días hasta el 26 de abril y es casi seguro que después de esta fecha, se tomen algunas medidas flexibles, pero que sin duda no serán de libertad absoluta. No hay que incentivar a que haya luego un desembalse incontenible y la cura resulte peor que la enfermedad. A colaborar todos. Desde donde nos toque estar.

Artículo anteriorSigue latente riesgo de quedar sin servicio de telefonía e internet en gran parte de Loreto
Artículo siguienteReorganizar casi todo