-Para acabar con el narcotráfico

El gobernador de Loreto, Edmundo Espíritu, señaló que la población debe esperar que las futuras autoridades implementen una política de fronteras para evitar del desarrollo de las actividades ilícitas.

Para nadie es un secreto que en la zona de Ramón Castilla (límite con Brasil y Colombia) se vienen desatando sangrientos enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes por tener el control de los territorios.

Asimismo, los pobladores se ven obligados a cosechar coca para luego procesarla en laboratorios artesanales que están camuflados en medio de la selva. Esto les genera ingresos económicos que compensan la falta de apoyo productivo y la ausencia del Estado.

“Los futuros gobernantes deberían implementar una verdadera política de fronteras en Loreto, para impulsar su desarrollo y evitar la proliferación de las actividades ilícitas como el tráfico de drogas.

Sabemos que es difícil que sólo el gobierno regional o las municipalidades puedan ejecutar las políticas, pero lo que pueden hacer es gestión ante el gobierno central para que inyecten apoyo económico”, precisó.

De igual manera, el Gobernador dijo que viene recibiendo reportes desde Cushillo Cocha, que dan cuenta de la presencia de ciudadanos brasileños y colombianos fuertemente armados.

“Es una situación difícil de controlar, pero sabemos que la policía ha enviado mayor número de efectivos para garantizar el orden y la tranquilidad en la frontera”, agregó. (MC)