• Vecinos claman ayuda y piden urgente levantamiento de rasante

Los niños son los más perjudicados. Nuevamente las calles de la ciudad quedaron inundadas, luego de la torrencial lluvia que se precipitó el día de ayer en horas de la madrugada.
Una de estas calles fue la calle Cosmar, ubicada en el distrito de Belén, entre los asentamientos humanos Amistad y Violeta Correa.
Las familias que viven por este sector se mostraron indignadas porque cada vez que llueve, les es imposible salir a sus centros de labores o llevar a sus hijos hasta sus instituciones educativas.
Los pobladores señalaron que el caño que hay por este lugar se desbordó y que las aguas servidas se desbordaron por completo a la calle, lo cual les impide salir con total normalidad.
Los sacos que arena que pusieron como puentes alternativos, también quedaron inundados, por lo que tanto padres de familia y niños tienen que remangar el pantalón, coger el zapato en sus manos y así caminar sobre estas aguas contaminadas, hasta salir a la avenida La Participación.
“Nosotros estamos olvidados por las autoridades de turno del distrito de Belén, el alcalde Richard Vásquez está de salida y se va sin pena ni gloria. Prometió arreglar nuestra calle y nunca lo hizo, solo cuando estaba en campaña vino por este lugar y luego se hizo humo. Ahora exigimos al alcalde electo Gerson Lecca, que tome cartas en el asunto y que de una vez por todas ejecute el proyecto de levantamiento de rasante y arreglo de la calle Cosmar, para evitar todas estas penurias por las inclemencias del tiempo. Le pedimos que no lo haga por nosotros, que lo haga por los niños de Belén, quienes estarán muy agradecidos de su nuevo alcalde”, sostuvo Pierina Medina, vecina de la zona.
(C. Ampuero)