Fiscal de lavado de activos debería ser removida a otro despacho

  • Incapacidad e incongruencias retrasan investigaciones emblemáticas.

Más de un año se ha venido investigando la denuncia interpuesta contra el ex congresista Víctor Isla Rojas, así como el empresario Enrique Morales, por presunto lavado de activos. Sin embargo, la fiscal a cargo del caso Paola Ito, ha demostrado incompetencia a la hora de desarrollar y profundizar en los hechos.
Ayer a las 3 pm. en la Sala Penal de Apelaciones, presidida por Aldo Atarama Lonzoy e integrada por Manuel Humberto Guillermo y Reynaldo Cajamarca, se vio la apelación hecha por la fiscal frente al mandato de improcedencia dictado por la jueza ante la que hizo su solicitud de levantamiento del secreto bancario de Isla Rojas.
Ya en la sala penal, luego del sustento hecho por el fiscal superior Gustavo Alvarado Díaz, en donde se desistía de la apelación hecha por su colega fiscal Lily Gelacio, la SPA a través del presidente Aldo Atarama, dio a conocer su decisión. Se archivó la apelación.
“El ministerio público está en la obligación de hacer sus pedidos de acuerdo a las normas procesales, con diligencia, razonabilidad, coherencia y proporcionalidad. Que se fundamente de manera coherente, con lógica, que no requiera peticiones de cualquier manera”, expresó de manera seria, dando a conocer que los actuados retornaban al juzgado competente.

¿Qué pasó?
“La fiscal requirió el levantamiento del secreto bancario del imputado Víctor Isla, en el marco de las investigaciones que se le siguen por presunto lavado de activos, sin embargo, dicho requerimiento era incongruente procesalmente hablando, toda vez que los fundamentos expuestos en ese requerimiento no eran los mismos argumentos expuestos en la formalización de investigación preparatoria.
Dos escritos diferentes. Uno formalización de investigación donde señala hechos concretos, luego presenta otro escrito con el requerimiento de levantamiento del secreto bancario y en este documento plasma hechos diferentes a los que había expuesto en la formalización de investigación preparatoria.
Entonces en eso ha reparado la jueza con razón y por eso declaró improcedente la solicitud. Pero le da la opción que vuelva a requerir el levantamiento de secreto bancario, pero fundamentando mejor, con los mismos hechos que ha fundamentado su formalización de investigación preparatoria”, explicó el fiscal superior Gustavo Alvarado.

Comments are closed.