Fin de camisetas políticas partidarias

Parece que vamos por el camino de lograr la madurez política y como ciudadanos. Por lo menos eso es lo que entendemos del mensaje dado por el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, en la reunión con gobernadores y alcaldes electos del país.
Una vez culmine el proceso de las Elecciones Regionales y Municipales 2018, no existirá otra camiseta política que “la de las regiones y la del país. Con visión y política podemos lograr juntos el desarrollo de nuestros pueblos”, manifestó.
Para ello anunció que realizará una nueva gira de trabajo por las regiones del país a fin de reunirse con las autoridades electas y que asumirán funciones el primero de enero del 2019. Dijo que estos encuentros servirán para evaluar los proyectos prioritarios de cada jurisdicción.
“A partir del 8 de noviembre empezamos a salir a las regiones para reunirnos con cada uno de ustedes y evaluar los proyectos que consideren prioritarios para sus pueblos. La idea es que trabajemos en equipo y busquemos cómo resolver juntos los problemas”.
El premier recomendó a las autoridades electas que “Se tiene que buscar personas técnicas y capaces para que los acompañen en su trabajo, más allá de lo político. Esa es mi recomendación a partir de mi experiencia como exgobernador regional”.
Se entiende que las autoridades electas tienen sus cuadros de profesionales, de técnicos que han estado desde la elaboración de sus planes de gobierno. Eso es legítimo. Pero, de ahí a hacer de las entidades una especie de agencia de empleos a como dé lugar y que se generen “proyectos” para dar trabajo “a su gente”, como si fuera el local partidario y no la entidad pública que debe gobernar para todos y todas.
La verdad que no tenemos el tiempo exacto en el que empezó a verse a las entidades públicas como espacios de dar trabajo casi exclusivamente a los partidarios de las organizaciones políticas tengan o no el perfil, para determinadas funciones a desempeñar.
Lo que ha dicho el Premier, no es novedad, lo que pasa es que no está siendo puesto en la práctica. Durante la campaña política se representa a equis agrupación, pero una vez ganada la responsabilidad él o la elegida se convierte en la autoridad de todos y todas. Deja la camiseta política partidaria, para colocarse la camiseta política de gestión para la ciudadanía en general.

Comments are closed.