• Universitarios se pronuncian sobre lucha indígena.

Líderes de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana-UNAP, especialmente de la Facultad de Derecho han expresado su público respaldo al paro indefinido de los pueblos indígenas de las cinco cuencas de los ríos Marañón, Chambira, Pastaza, Corrientes y Tigre.
Así, un grupo de jóvenes líderes universitarios que acompañó a los Apus en la conferencia de prensa el reciente jueves, pidieron a los jóvenes, a los líderes de otras universidades como UCP y UPO, a los diferentes movimientos políticos, que se sumen a esta lucha por el bienestar general de Loreto.
“Nosotros los que vivimos en la ciudad quizás no lo sentimos, dirán este es un pleito entre los hermanos indígenas, al contrario. De principio yo me siento indígena porque soy loretano, porque es nuestra sangre, son ellos los que defienden los recursos, nosotros lo compramos nomás, pero más adelante mientras, no se acabe un pez, mientras no esté el último río seco y cuando no tengamos agua qué beber, ahí es donde nos vamos a arrepentir”, comentó uno de los universitarios.
“Nosotros los jóvenes tenemos que visionar el futuro, con una política de Estado, no una política de gobierno. Que se diga esto es lo que se quiere para las comunidades indígenas, porque ellos son los que sufren directamente con la contaminación y nosotros como que ya nos estamos acostumbrando al monóxido de carbono de los vehículos”.
Se comentó que de acá a unos 20 o 30 años ya no tendremos el agua tan sagrada porque se puede dar una lucha de pueblos, de naciones, y eso tenemos que cuidar. “Nosotros desde la federación de estudiantes de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana, respaldamos y vamos a apoyar en su lucha como deber ser, hasta que el Estado entienda bien claro que el pueblo loretano da servicio a todo el Perú por el recurso del petróleo”.
El líder universitario referido, dijo: “Pido a todos los jóvenes, a los periodistas, solidarizarnos respecto a esta lucha en donde estaremos presentes, porque la voz del pueblo es la voz de Dios”.
Explicaron que las cinco cuencas no están diciendo no a la actividad petrolera, pero que se respeten los estándares y los derechos que están en torno a los contratos petroleros. Se trata de una especie de pedir auxilio al Estado, que por lo menos de todo lo que se hizo, de las violaciones sistemáticas de los derechos colectivos e individuales en esta parte del país, por lo menos hoy en día se pueda ver el tema de la salud.
“La salud está muy grave y se requiere para esto un plan especial de salud y el tema del agua, si no resolvemos esto, de qué tipo de Estado estamos hablando, si el fin es proteger y garantizar la vida de la población.
Falta liderazgo, falta visión porque ni siquiera estamos diversificando la economía, para nada. Han pasado muchos gobiernos regionales y se quedaron en su teoría de desarrollo del petróleo, en la dependencia porque nada innovador se ha visto hasta la fecha.
Esperamos que nuevos líderes encajen en esta visión, porque si no salimos de esto es incierto el futuro de nuestra región. Tenemos que tener una posición firme. El futuro preocupa y nos une a todos, pero no podemos hablar de un futuro, mientras no sea subsanado el problema grave de contaminación que afecta a muchos pobladores indígenas. Están con el organismo contaminado altamente, por lo menos tienen que tener una muerte digna.
Por eso un acto de justicia es hacer un examen toxicológico integral para ver en qué estado se encuentran esos organismos después de la contaminación petrolera. No se puede permitir que después de haber generado miles de millones de soles al país, estén abandonados sin saber qué es lo que tienen.
Así continúa el paro indefinido de los pueblos indígenas de las cinco cuencas, de los ríos Marañón, Chambira, Pastaza, Corrientes y Tigre. (Diana López M.)