• Protestaron con quemas de llantas 

Con quema de llantas, pancartas y ollas vacías en mano, varias personas que viven en la asociación “Divino Niño Jesús” pidieron al obispo de Iquitos, Miguel Olartúa, que no sean desalojados del lugar donde están viviendo.
Estas personas protestaron debido a que este uno de diciembre se llevará a cabo un lanzamiento en este lugar, ya que según los propietarios de este terreno, quienes serían miembros de la orden agustiniana, manifiestan que estas personas que están posesionadas, estarían ocupando ilegalmente estos predios.
“Recién cuando han visto este terreno completamente cultivado y libre, recién ahora quieren ocuparlo, no es posible que los miembros de la Iglesia Católica que pregonan paz y amor, nos quieran sacar a la fuerza de este lugar. Los vecinos de la prolongación Navarro Cauper y todos los que viven alrededor del consorcio de los padres agustinos están tranquilos, porque antes de ocupar este lugar esta zona era una cueva de ladrones, casi todos los días se registraban robos y asaltos, nadie podía caminar a altas horas de la noche, nosotros prácticamente hemos venido a poner tranquilidad en este sector”, dijo un posesionario.
Los vecinos de este lugar indicaron que no van a salir de este terreno así llegue un fuerte contingente policial.
“No vamos a salir de acá, si es posible vamos a defender estos terrenos hasta con nuestra propia vida, no vamos a retroceder. Si algo llegase a pasar responsabilizamos de todo al obispo de Iquitos por permitir este desalojo”, señaló un vecino del sector.
(C. Ampuero)