Familias agricultoras

  • Oportunidades de negocios

“El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) aprobará pronto un Plan Nacional de la Agricultura Familiar, que asignaría recursos hasta por S/ 150 millones, a fin de lograr el desarrollo y la inclusión social de las familias agricultoras, anunció la viceministra de Políticas Agrarias de dicho portafolio, María Elena Rojas”.
Es la información nacional que viene desde la región Cusco donde estuvo ayer la mencionada funcionaria del gobierno central. Este anuncio nos hizo recordar a los mensajes de épocas electorales, donde se lanzan muchos anuncios y el pueblo siempre tiene la esperanza que se priorizará la alimentación que es la base para la salud, para no tener anemia, ni desnutrición, y ser personas saludables, en buena cuenta.
La viceministra Rojas por la celebración del Día Internacional de la Biodiversidad, resaltó en su discurso que es una prioridad para la gestión de la ministra de Agricultura y Riego, Fabiola Muñoz, promover el acceso oportuno, equitativo y de calidad para los pequeños y medianos productores.
Es ahí donde mencionó que reasignarán fondos por 150 millones para la Agricultura Familiar, que serán destinados, por ejemplo, en la instalación de pastos en 133,000 hectáreas. Pero no amplió sobre cómo se aplicaría en otras regiones y realidades de suelos en el país, como el caso de la selva alta, baja, etc.
Es importante sí, lo que expresó como proyección, que el Minagri impulsará que la Agricultura Familiar no sea solo de subsistencia, sino que pueda incorporarse al mercado local y regional, es continuar impulsando la asociatividad, que es clave para consolidar oportunidades de negocio.
Efectivamente, el asociarse es un paso importante. Existe en el bajo Amazonas en el distrito de Indiana una experiencia exitosa de una asociación de piscicultores y han logrado varias cosechas y asegurado la siguiente etapa, así como van logrando compradores. Es decir realizan una administración como negocio.
Asociarse les ha permitido seguir los protocolos de una pequeña empresa, incluyendo parte de la cosecha de los peces para subsistencia y lo que es para el negocio; así como el separar el presupuesto para el desarrollo del siguiente proceso de siembra de alevinos, alimentos y cuidados.
Lo que el gobierno central debe entender, y los gobiernos regionales y municipales también, es que con presupuestos míseros no se va a levantar la agricultura familiar, por lo que resulta insuficiente 150 millones de soles cuando en obras de infraestructura invierten miles de millones de soles. Así la inversión en el capital humano sigue siendo no solo mezquino, sino que carece de visión de Estado inteligente.

Comments are closed.