Etanol de yuca

Nos hemos enterado que en la comunidad de San Pedro de Oroza, en el Bajo Amazonas, tierra de los yaguas, el investigador Elmo Tuesta Reátegui ha logrado superar las 100 TM/ha de yuca de las variedades “Dedo de señorita” y “Tres Mesina”, a partir de mejorar la forma de sembrar los esquejes. Hecho realmente sorprendente, que debería servir de ejemplo.
Tuesta dice que la yuca, es una de las plantas más ricas del mundo por su alto contenido de proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales, ácidos y carbohidratos, e incluso se estudian sus probables elementos anticancerígenos, toda vez que su hoja, supera las propiedades medicinales y nutritivas de la maca, kiwicha y quinua.
El investigador señaló en un escrito que la hoja de la yuca ha sido investigada en diferentes países, pero él sostiene que la yuca de la Amazonía peruana, es una de las que tiene mayores beneficios nutritivos, puesto que en otros países como Brasil, su mayor producción se basa en Mandioca (yuca amarga) que solamente se puede utilizar para productos industriales por su alto contenido de ácido cianhídrico.
Los habitantes indígenas no adolecen de cáncer de próstata o estómago, ni diabetes, hipertensión, trastornos cardiovasculares, obesidad, o trastornos gastrointestinales severos como gastritis o úlceras, ni cáncer de mamas, útero, ovarios. Es una observación que hace al ser ellos grandes consumidores de yuca.
Estudios realizados sobre la hoja de yuca en laboratorios de Brasil, indican que la hoja de manihot esculenta es “la más rica del planeta” en proteínas, vitaminas, aminoácidos, zinc, hierro, carbohidratos y fósforo, a partir de ello se comercializa en cápsulas a precio bajo para beneficio de todos los estratos sociales porque puede convertirse en el mejor concentrado alimenticio para los pobres y muy bueno para reducir la anemia por su alto contenido de hierro y también tiene un contenido relativamente alto de vitamina C.
Y lo que está llamando la atención en los últimos tiempos es que con tecnología desarrollada es factible su industrialización, con alto nivel de rentabilidad con la producción del etanol de yuca. Actualmente Colombia está produciendo etanol de yuca y de acuerdo a legislación, el consumo está en B-15, es decir un combustible recombinado con 15% de biocombustible. El Brasil está produciendo hace mucho tiempo etanol de yuca y de caña de azúcar. El Perú la producción de etanol de yuca es una posibilidad muy interesante y generaría miles de puestos de trabajo. Lo que se necesita es una planta bien implementada.
Otra alternativa de la industrialización de la yuca está relacionado con la manera de remplazar el plástico de un solo uso con los plásticos derivados del almidón de este alimento de consumo cotidiano. Las bolsas de yuca aunque son más costosas, se degradan en menos de 100 días y hasta se disuelven en agua.
Concluye el investigador que se debe apoyar el desarrollo de los cultivos de yuca como alternativas agroindustriales, con potencial de contribuir a la generación de empleo, ingresos, seguridad alimentaria y al manejo adecuado del medio ambiente, toda vez que la yuca podría ser uno de los cultivos más resilientes al clima debido a su capacidad para tolerar sequías y suelos deficientes, y significa que podría convertirse en uno de los cultivos más prometedores para los pequeños agricultores.

Comments are closed.