-Fue un susto que generó gritos y una afectada

A veces las buenas intenciones resultan contraproducentes, sobre todo cuando se construye sobre la base de débiles maderas y cuando no habrá control estricto para que se ubique sólo el número de personas que la estructura permite. Algo de esto graficó ayer la caída de uno de los estrados levantados para el público asistente a la Plaza 28 de Julio.

Todo venía transcurriendo con normalidad y estaba por terminar la ceremonia protocolar para dar pase al desarrollo del desfile militar y las delegaciones de instituciones educativas ganadoras del desfile escolar, cuando sin que nada lo hiciera presagiar, se desplomó uno de los pequeños estrados instalados, al promediar las 10:30 de la mañana.

Se escucharon gritos tras el sonido característico de la madera al desplomarse. En medio de la confusión y el susto, la más afectada resultó la ciudadana Greysi Valera Arandez, de 43 años, quien pensaba que estaba bien ubicada para apreciar el desfile, cuando ocurrió este accidente. Felizmente no pasó de un gran susto y contusiones que fueron tratadas por personal de salud ubicado para la ocasión.

Lo importante fue que la reacción del equipo de emergencias fue rápida y la señora que sufrió golpes al caer fue atendida por personal de Defensa Civil y de la Cruz Roja de Loreto, instaladas para la ocasión. (DL)