• Declaró director del nosocomio Dr. Percy Rojas.
  • También se refirió al control administrativo dado a las adquisiciones. 

El mencionado director no negó la real situación de la morgue de ese hospital, explicando las gestiones que viene asumiendo a fin de poder dar mantenimiento a ese espacio donde llevan por un tiempo a los cadáveres.
“Efectivamente está el problema de las cámaras frigoríficas que mantiene a cierta temperatura adecuada a los cadáveres. Este equipo en el año 2015 ya lo encontramos sin funcionar y entre tantas necesidades que la entidad tiene, lamentablemente no hemos recibido el presupuesto para priorizar y mejorarlo. Las necesidades en este hospital son inmensamente grandes por lo que no hemos podido implementar ese servicio.
Lo que sí existe es una disposición del hospital respecto a que los cadáveres no van más allá de 24 horas, lo debe recoger el familiar. Cuando el paciente no tiene familia se avisa a la fiscalía y es ella quien establece cuál es el destino del cadáver. Antes la morgue estaba cerca a algunos servicios, pero ahora se ha separado ya no es así.
Los cadáveres tardan más de 24 horas cuando se trata de una muerte violenta, que tiene que investigarse por lo que se demora un poco mientras hacen los trámites. El problema está cuando se presenta una muerte natural y nadie reclama el cadáver” explicó Rojas.
¿Y no ha hecho más gestiones al respecto?
-Los equipos del área de la morgue están dentro del plan de mantenimiento que la gestión ha elaborado, así como una infinidad de equipos más que están priorizados. Anualmente enviamos ese plan al ministerio de salud y son ellos los que dan el presupuesto para el mantenimiento.
Aún no sabemos si el ministerio ha aceptado ese plan y los recursos para el mantenimiento. La semana pasada ha salido una resolución ministerial que aprueba los planes de mejora por reposición y ojalá que esté incluido el hospital regional de Loreto. De no ser así solicitaré un presupuesto adicional al gobierno regional para que nos ayude a recuperar esos equipos.
De otro lado, ¿hace dos años se presentó una denuncia por sillas de ruedas sobrevaloradas, camillas, cinta adhesiva entre otros, qué resultados tienen contra los responsables?
-Ha habido varias sanciones, la secretaria técnica está trabajando en esas denuncias y dentro de unos días tendré el informe total. Hay que recordar que cuando llegamos no se investigaba a nadie en este hospital. Nosotros hemos implementado ese procedimiento administrativo.
Se hace en un marco para que los investigados tengan el derecho a la defensa y el derecho a sustentar sus criterios y objetivamente se demuestre si hubo o no una falta y en base a eso se sanciona.
Contamos con la presencia de un profesional enviado por la Contraloría y que le paga la Contraloría, no nosotros. Él nos hace entrega de sus informes y así hay un mayor control para que no se reporten riesgos. Ya se ha sancionado por varios meses y ahora hasta por un año, a algunos trabajadores. Ellos lógicamente apelan a Servir.