• Coordinador regional de Salud Mental y jefe Psiquiatría HRL, Néstor Aguilar
  • “Las publicaciones que están apareciendo no se ajustan a la verdad”
  • Para ejecución presupuestal se ha firmado convenio con las municipalidades de Maynas y Belén, que dieron un espacio.

 

Ante la crítica sobre la falta de centros de salud mental comunitarios de la Diresa y la duda de qué se hizo con el presupuesto que envió el ministerio de Salud, coordinador regional de Salud Mental y jefe del Servicio de Psiquiatría HRL, Néstor Aguilar, asegura que el dinero no se destinado a otros gastos y que vienen trabajando en el proyecto.
“Las publicaciones que están apareciendo no se ajustan a la verdad. Hablan de cinco centros de salud mental comunitario, hablan de 3 millones y medio, y no es cierto. Tenemos 1’467,000 soles para dos centros. Yo soy el responsable y no voy a permitir que nadie haga mal uso de este dinero. Si yo encuentro alguna persona, autoridad que está haciendo mal uso voy a ser el primero en denunciarlo. No voy a arriesgar mi prestigio ni mi vida por nadie”, declaró firme el funcionario y trabajador de carrera del sector.
“Estamos en un proceso de reforma, somos pioneros en los hogares protegidos, y no vamos a permitir que de alguna manera se manche el trabajo que venimos realizando”, el también jefe del servicio de psiquiatría del Hospital Regional de Loreto.
“Entonces quiero aclarar que el presupuesto que disponemos es para dos centros de salud mental comunitario y que ese dinero hasta hoy día (viernes 26 octubre 2018) es respetado. He tenido conversaciones con el director regional de Salud, con el sub director y con las principales autoridades, no somos partidarios, y por lo tanto cumplimos nuestra función”.
Indicó: “Para empezar tenemos que precisar que el presupuesto que nosotros manejamos que nos ha enviado el ministerio de Salud y el ministerio de Economía, es para dos (02) centros de salud comunitario”.
Recordó que “Estos son centros especializados para la atención de las personas que tienen problemas de salud mental. No estamos hablando de lugares para internar personas, para que estén ahí. Eso no es el trabajo que hace el ministerio de Salud ni la Organización Mundial de la Salud
El 2015 se cerró el CREMI porque no es el modelo de atención que mejora a las personas. Lo que ahorita tenemos es el presupuesto para dos centros de salud mental comunitario, que tiene que trabajarse en convenio con el gobierno local
Las municipalidades nos tienen que dar un espacio, donde vamos a implementar estos centros de salud mental comunitario, se tiene que hacer un convenio. Todo eso venimos realizando desde el mes de mayo. Tenemos ya el convenio firmado entre la Alcaldesa de la municipalidad provincial de Maynas y el alcalde de la municipalidad distrital de Belén”.
Detalló que “Un centro de salud mental comunitario va estar en la cuadra 11 de Távara y el otro va estar en Cardoso. Lo que nos han dado las municipalidades son espacios que tenemos que rehabilitar, adecuar; como se ha hecho a nivel de país en diferentes lugares”.
Especificó, el doctor Néstor Aguilar “ese lugar que está ruidoso en Cardoso. Ahí no vamos a atender a las personas. Eso se tiene que arreglar, se tiene que modificar, se tiene que implementar el centro de salud mental comunitario. Así como está en estos momentos, en estado ruinoso, no es que está inaugurado. Estamos en el proceso de los planos, de ver cuánto nos va costar el mejoramiento, el diseño”.
Anotó, “Sé que la unidad de planeamiento de Diresa ya han hecho el TDR para el centro de salud de Távara, para mejorar ese lugar y que funcione el centro de salud mental comunitario de Távara. Todavía nos falta el centro de Cardoso que va demorar un poco más de tiempo, porque tenemos que ver que el presupuesto cuadre para lo que nosotros requerimos”
En relación a cuándo estarán listos, señaló “Si trabajamos con la misma intensidad que lo estamos haciendo con todos comprometidos, estimamos que la tercera semana de noviembre estaríamos inaugurando el centro de salud mental comunitario de la calle Távara, de Iquitos. Y para diciembre empujando las cosas esté el centro de Cardoso (Belén). (Diana López M.)