-Magistrado Carlos del Piélago

Por más de un año los magistrados de la sala penal tienen que concurrir hasta el penal de  Guayabamba y seguir con los procesos a los reos que se encuentran en el establecimiento penal, a pesar de la inseguridad existente y en condiciones inadecuadas realizan su labor con dedicación y esfuerzo con la finalidad de que la administración de justicia sea más rapida y oportuna.

El presidente de la Sala Penal Liquidadora doctor Carlos el Piélago luego de participar en una reunión con los delegados de los penales y escuchar las peticiones de los mismos, les explicó sobre la forma de cómo recién se puede “borrar” los antecedentes penales cuando un preso sale en libertad.

En diálogo con “La Región” en el interior del penal, habló sobre la labor que realizan en la cárcel de Guayabamba, manifestando, la obligación de los integrantes de la Sala Penal Liquidadora de impartir justicia, no importando lo difícil que sean las condiciones físicas que no son las más óptimas, sin embrago seguimos trabajando para lograr los objetivos que nos hemos propuesto como es la resolución de casos y que el penal no sea de procesados, sino de sentenciados para de esa manera contribuir a la paz en la región. Recalco, nuestro trabajo lo realizamos a pesar de las dificultades y adversidades.

Con relación a la explicación dada a los delegados de los pabellones del penal con relación a la recuperación de los internos, mencionó, el asunto está en que existe confusión sobre la forma de cómo se va a manejar las políticas penitenciarias. Las políticas penitenciarias significan realizar la rehabilitación de los presos , no simplemente tenerlos encerrados porque finalmente las condenas se cumplen y salen en libertad, pero cuando están en libertad ¿Qué van a hacer? , ¿van a ser seres humanos reformados con deseos de integrarse a la sociedad? , o serán seres humanos cargados de odio contra la sociedad y sean capaces de hacer cualquier cosa. La cárcel no debe ser solamente para sancionar con la pena privativa de la libertad por los delitos cometidos,  se tiene que entender que la política penitenciaria es rehabilitación.  En la cárcel de Guayabamba no hay médicos, psicólogos, tampoco existen equipos de trabajo, los reos primarios se pueden recuperar, eso depende del estado. El Poder Judicial hace lo que puede , pero el estado no invierte y si invierte se considera que la solución al problema es la construcción de nuevos penales, lo que hay que hacer es rehabilitar a los presos y cumplir con el objetivo.

Del Piélago recalcó que el estado no invierte en la rehabilitación de los presos y existe un total abandono en lo que es salud debido a que no hay médicos, esta situación podría ocasionar problemas de salud pues si alguien tiene una enfermedad terminal podría contagiar a todos. Ha salido un informe sobre la cantidad de médicos que trabajan en los penales a nivel nacional, y en la cárcel de Guayabamba el número de médicos es pequeño,  además no existe ningún médico de planta . Si nosotros queremos una nueva sociedad debemos entender que aquellas personas que han cometido fallas deben de reintegrarse a la sociedad.

A los internos nosotros les hablamos con claridad , no buscamos sacar ventaja económica de nadie , tenemos que decirles la realidad y sobre esa realidad se les ha dicho que tienen que cumplir reglas determinadas que permita su rehabilitación, destacó el magistrado del Piélago.