• Dr. Néstor Aguilar, del Centro de Rehabilitación Mental de Iquitos.
  • “A través del Ministerio Público tienen que ponerlos a disposición del hospital”.
  • También pidió que se abran más casas porque han pasado el máximo de capacidad.

A las personas con visibles signos de problemas mentales que deambulan desde hace buen tiempo por la ciudad de Iquitos, se han sumado otras nuevas y jóvenes, por lo que el Dr. Néstor Aguilar del Centro de Rehabilitación Mental, manifestó que se encuentran en abandono social.
“Son pacientes que no ha sido todavía ingresados al sistema de salud, el Ministerio Público debe ingresarlos para poder darles tratamiento, en estos momentos ellos se encuentran en abandono social. A través del Ministerio Público tienen que ponerlos a disposición del hospital”, explicó el Dr. Aguilar.
Informó que a nivel nacional todavía no se define qué instancias o autoridades tienen que dar las facilidades para establecer más casas para enfermos mentales; en todo caso, “todos tenemos que poner el hombro”, comentó, y que tiene que ver el Ministerio Público, tiene que ver el Poder Judicial, el Ministerio de la Mujer.
Agregó: “Tenemos una Casa Forense y es de personas que tienen problemas legales. En estos momentos tenemos 8 sentenciados. Es una casa para 8 personas como un nivel máximo, y es la única casa que hay a nivel nacional. Es algo que somos pioneros en todo el país”.
Acotó que aparte de la Casa Forense, cuentan con tres casas más donde están personas que no tienen problemas legales. “En estos momentos tenemos 26 personas distribuidas en tres casas, pero, la capacidad máxima por casa es de 8 personas. Nosotros requerimos que se abran más casas”. (Diana LM.)