En Manseriche petróleo derramado avanza hacia el río Marañón

  • Beatriz Alva de Comunicaciones de Petroperú, expresa preocupación ante gravedad del hecho
  • Pobladores no permiten limpieza en el aguajal hace una semana

El derrame de petróleo ocurrió el martes 18 de junio en el kilómetro 237 del Oleoducto Nor Peruano (ONP) y personal de la empresa Petroperú logró poner una grapa en la avería, pero no pudieron colocar las barreras de contención porque lo impide un grupo de pobladores.
Ellos son de la comunidad de El Progreso, distrito de Manseriche, provincia de Datem del Marañón, y se conoce que hasta ayer por la tarde persistían en no permitir que personal petrolero haga su trabajo.
“El derrame es bastante considerable, está en un aguajal, una cocha. La preocupación es el grave impacto ambiental que se puede generar si no permiten extraer el crudo que está en el aguajal y empezar los trabajos de reparación del ducto”.
Así declaró Beatriz Alva Hart, de la oficina de Comunicaciones de Petroperú, vía telefonía móvil. “La población ha amenazado de muerte a algunos de nuestros funcionarios, por lo cual, por la integridad física del personal han tenido que replegarlos y salir de la zona”.
Comentó que no existe un líder con el que puedan conversar. “Es toda la población que está apostada en la zona del derrame. Estamos repartiendo unos bocetos de lo que significa el contacto con el hidrocarburo”, dijo la funcionaria.
“Ya se ha evacuado a tres pobladores a la zona de Saramiriza y luego a San Lorenzo, porque el hidrocarburo emana unos gases que va siendo inhalado por la población que no entiende que debe retirarse de la zona”, explicó.
“No solo están poniendo en riesgo el tema ambiental, sino su propia salud y todo porque no están dejando hacer los trabajos que corresponden”.
La policía y la fiscalía estuvieron en el lugar y han levantado un acta, donde está registrado los actos del impedimento al equipo de Petroperú para que puedan realizar los trabajos de protocolo de contingencias.
“Necesitamos poner las barreras de contención, necesitamos extraer el crudo que está derramándose en este aguajal porque vamos a contaminar el río Marañón si seguimos en estas circunstancias”, señaló Alva Hart.
“El tema es muy grave porque se va a impactar las quebradas de donde ellos consumen agua. Invocamos, no entendemos por qué no nos dejan trabajar. Independientemente de cuál ha sido el origen del derrame, tenemos que remediar”, invocó. (Diana López M.)

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email