“En el área rural no hay consumo de agua segura”

  • Lisbeth Castro, representante de la Defensoría del Pueblo en Loreto.
  • “Invoco a los alcaldes distritales y provinciales resolver este problema que tiene que ver con los derechos de los vecinos”.

Ayer en el marco de la reunión de representantes de la sociedad civil con la comitiva de la Embajada de la Unión Europea, realizada en el hotel Victoria Regia, la representante de la Defensoría del Pueblo en Loreto, Lisbeth Castro, declaró sobre el trabajo que realiza la oficina regional en el desplazamiento a todas las cuencas de la Amazonía, “nosotros podemos encontrar dificultades con el consumo de agua segura”, aseveró.
“En el área rural no hay consumo de agua segura, hay pocos sistemas de agua potable que se han dado a través de proyectos, en algunos casos estos proyectos han tenido dificultades en su ejecución y en la entrega a las comunidades”.
Entonces, “la Defensoría hizo intervenciones y a partir de eso hemos tenido respuestas de alcaldes que han resuelto el problema, pero si hablamos en el sentido amplio que la población rural de la Amazonía consume agua segura, la respuesta es no”.
Castro, evaluó que “ahí tenemos que hacer esfuerzos no solamente del gobierno regional, sino del gobierno local que realice un mapeo para establecer dónde, a quiénes les falta que accedan a tomar agua que facilite su vida y no sea una amenaza para su salud y para su seguridad”.
También a partir del trabajo defensorial, manifestó tener casos y casos. “Hace tiempo intervenimos en Caballo Cocha que tenía un problema que no potabilizaba el agua y le llegaba al ciudadano en condiciones pésimas, a pesar de tener la infraestructura”.
Explicó: “Pasaba que no habían previsto la compra del insumo para clorar el agua en forma mensual dentro de su presupuesto, entonces se da un problema de planificación para la permanencia del servicio en condiciones óptimas, y a raíz de nuestra intervención ya no hemos vuelto a recibir quejas de los vecinos”.
Finalizó: “Invoco a los acaldes distritales, provinciales que tienen mucha tarea al respecto, a escuchar más a las personas, a sus vecinos y ver qué necesidades pueden atender. Hay cosas tan simples que podrían resolver problemas relacionados con sus derechos fundamentales como la identidad, el agua segura, la escuela, en la salud, en la violencia misma, cómo trabajar e intervenir en espacios propios y a partir de su cultura, de su realidad. Establecer mecanismos que puedan atenderse a los ciudadanos”.
(Diana López M.)

Comments are closed.