En centro de salud de Indiana ya se practica el parto verticales

  • Este medio de comunicación pudo llegar a dicha localidad para comprobar el desarrollo del proceso innovador.
  • Dra. Maura Elizabeth Pachas Pinedo, expresó qué fisiológicamente hablando, dicho parte era mejor.

La directora en rápida explicación a los representantes de UNICEF, Salud Sin Límites-Perú (ambos impulsan con recursos económicos el proyecto), Foro Salud, Diresa y representantes organizaciones indígenas, mencionó que el proyecto se viene dando desde el mes de octubre de 2018.
El proyecto trata de atender a las madres gestantes (Yahuas o mestizas de la jurisdicción del distrito de Indiana) a la hora de dar a luz. A ellas se les consulta de qué forma quieren alumbrar a sus hijos, si la clásica de manera horizontal (en camilla) o de forma vertical (sentadas agarrándose de una soga), que por cierto se da ancestralmente en muchas comunidades al interior de Loreto.
“Este es un proyecto que demanda mucho esfuerzo. Se desarrolla con los profesionales del centro y el equipo SERUM (Servicio Rural y Urbano Marginal en salud) que hoy está más fortalecido por las enfermeras y obstetras a fin de obtener resultados positivos. Los partos institucionales se han incrementado, los partos verticales se desarrollan en un marco de todo un proceso educativo intercultural.
A la fecha llevamos un promedio de 15 a 16 partos verticales desde inicios de año. Horizontales también hay por supuesto. Es importante que la gestante decida dar con posición vertical u horizontal. Las madres que llegan son mestizas o Yahuas. Preguntándoles a las que han dado a luz con parto vertical, respondieron que se sintieron cómodas, aunque al principio se les veía un poco nerviosas, temerosas. Es un éxito hasta la fecha.
Sería muy importante hacer la réplica en otras poblaciones y centros de salud a fin que tengan ese beneficio. Lo decimos porque en Loreto contamos con una población dispersa. Acá contamos con una “Casa Materna” (construida en la época de la ex alcaldesa Janet Reátegui), las madres embarazadas que no cuentan con casa en Indiana, llegan unos días antes del parto y se quedan acá bien atendidas, además tienen el biohuerto donde se siembran plantas cuyas hojas ellas utilizan para prepararse té antes de su parto (“ligada” le dicen).
Lo que hacemos acá es dar calidad a la hora del parto y un cuidado grande de la madre y el niño. Estamos muy fortalecidos con la experiencia ya que fuimos capacitados por Salud Sin Límites y el respaldo de UNICEF. Los partos verticales han existido siempre, pero no teníamos un ambiente adecuado, se había improvisado un ambiente, ahora ya contamos con uno debidamente adecuado. Lo importante es atenderlas bien para impedir que se registren muertes maternas.
El parto vertical desde un punto de vista fisiológico es mejor. También tiene sus criterios de exclusión, hay pacientes a las que no se les puede atender de esa forma por alguna complicación en el niño o ellas mismas. Todo lo aprendido a través de talleres de capacitación de Salud Sin Límites Perú y UNICEF, lo replicamos en los nuevos profesionales que llegan a este centro de salud a beneficio de las madres, niños y niñas de este distrito”, concluyó la directora médico Maura Pachas.

Comments are closed.