• Para evitar delitos contra la salud pública y libertad.
  • Incautaron medicamentos vencidos y en mal estado de conservación.
  • Encontrando un total 13 personas indocumentadas, entre ellos dos ciudadanos de nacionalidad colombiana y cuatro menores de edad.

 

El pasado martes 26 y miércoles 27 de junio del presente año, el fiscal adjunto provincial de la Segunda Fiscalía Provincial de Prevención del Delito de Loreto, Abog. Carlos Marks Costa Angulo, realizó un operativo conjunto con diversas entidades.

Así, participaron inspectores de la Dirección Ejecutiva de Medicamentos, Insumos y Drogas de la Dirección Regional de Salud Loreto, efectivos policiales de la Comisaría de Caballo Cocha, inspectores de Migraciones, del Observatorio Provincial y de las Áreas de Servicios Públicos y Medio Ambiente de la Municipalidad Provincial de Mariscal Ramón Castilla.

En la práctica, se trató de un mega operativo en diversos establecimientos en la ciudad de Caballo Cocha, capital de la provincia de Mariscal Ramón Castilla.

La finalidad fue evitar delitos tributarios en la modalidad de elaboración y comercio clandestino, sub modalidad de comercio clandestino, delitos contra la salud pública en las modalidades de falsificación, contaminación o adulteración de productos farmacéuticos, dispositivos médicos o productos sanitarios.

También comercialización de productos farmacéuticos, dispositivos médicos o productivos sanitarios sin garantía de buen estado. En el referido operativo intervinieron los establecimientos comerciales y farmacéuticos denominados “Variedades María Esther”, “Botica Lucerito EIRL” y “Botica Progreso” ubicados en la Calle Patricia Lozano N° 204, calle Primero de Setiembre N° 234 y calle Progreso N° 416.

Cabe indicar que en el primer establecimiento encontraron comercializando productos farmacéuticos, prendas de vestir, entre otras cosas, que no está permitido por no contar con autorización sanitaria de funcionamiento expedido por DIREMID; por lo que se procedió a la incautación de los medicamentos vencidos y en mal estado de conservación, por encontrarse conservado a temperatura ambiente.

Este hecho, se conoce, se puso en conocimiento de la Fiscalía Provincial Penal de la Fiscalía Corporativa de Mariscal Ramón Castilla de Turno para las investigaciones correspondientes por los delitos de comercio clandestino y comercialización de productos farmacéuticos vencidos.

Del mismo modo, trascendió incautaron medicamentos en mal estado de conservación, por lo que se exhortó y recomendó a los propietarios de estos a abstenerse de comercializar y/o almacenar productos farmacéuticos en mal estado de conservación, adulterados, vencidos y sin registro sanitario, a expender medicinas con receta médica, a fin de no poner en riesgo la salud de la población para que no se vean inmersos en los delitos mencionados.

Asimismo, con la finalidad de evitar delitos contra la libertad de personas, violación de la libertad sexual, proxenetismo, ofensas al pudor público, delitos contra la salud pública y delitos contra la administración pública se intervino e inspeccionó hospedajes.

Fueron intervenidos el hospedaje “Bella Luz Gamboa” y el Bar “La Rumba” ubicados en la Calle Grau N° 327 y Calle Ayacucho con San Martín S/N de Caballo Cocha, encontrando en total 13 personas indocumentadas, entre ellos dos ciudadanos de nacionalidad colombiana, cuatro menores de edad  sin documentación alguna, dos acompañados por familiares y padres; quienes fueron conducidos a la comisaría del sector para su identificación y en el caso de los menores, para el procedimiento de entrega a sus padres.

Finalmente, el representante del Ministerio Público exhortó y recomendó a los familiares de los menores encontrados sin documentación alguna, que al realizar traslado de ciudad a otra ciudad, todo menor de edad debe portar el respectivo DNI o carta notarial firmado por un juez de Paz.

A los propietarios de los establecimientos que en lo sucesivo se abstengan de dar hospedaje a personas indocumentadas y/o extranjeros que no porten Tarjeta Andina o sello de control migratorio, más aún cuando se encuentren acompañados de menores de edad, a fin de prevenir delitos contra la libertad. Y de abstenerse de permitir el ingreso de menores de edad y comercializar bebidas alcohólicas a los mismos. (Diana López M.)