• Indicaron que algunas cosas no se ajustan a la verdad 

A raíz de la protesta realizada por los pobladores de la comunidad nativa “Independencia” a orillas del río Amazonas, la empresa constructora “Genrent”, a través de su gerente general, Yuri Abramovich Ackerman, indicó que no se han destruido viviendas, “quien alega tales actos, debe presentar pruebas y no solo alegaciones. Efectivamente, se han afectado platillos. En esos casos, y de acuerdo con las normas vigentes, se han registrado los daños y cuantificado para hacer las reparaciones monetárias, que ya están en curso”, sostuvo.
Indicó, además, que no existe proyecto de infraestructura que no resulte en algún impacto ambiental. Justamente, por eso es que proceden a aprobar un estudio de “impacto” ambiental. “Siempre se trata de minimizar el impacto, pero es inevitable que lo haya”, señaló.
Abramovich sostuvo que su proyecto fue licitado por el Estado peruano para atender una demanda inmediata y urgente de la población de Iquitos. “En los documentos de la licitación se establece que deberemos localizarnos entre la refinería de Petroperú y la ciudad de Iquitos, que es justamente donde estamos”.
Con respecto a las personas enterradas y quienes se subieron a las torres, Yuri manifestó, “no comentaré sobre la decisión de algunos de adoptar actitudes dramáticas para beneficio de la prensa. Lo que puedo afirmar es que hemos cumplido con los compromisos de nuestro EIA e inclusive ofrecido beneficios adicionales (de obra) que no hacen parte de nuestro compromiso. Entre los compromisos con los que hemos cumplido está la contratación de toda la mano de obra no calificada de las comunidades. Esto se hizo en coordinación con cada comunidad y tenemos los documentos para probarlo (actas, boletas de pago, nombres de las personas contratadas y fechas, que podemos poner a disposición en la medida que las comunidades y los involucrados concuerden)”.
Sobre la destrucción de árboles frutales el gerente nuevamente sostuvo, que esto es una alegación que debería estar sustentada con pruebas. “Es muy fácil acusar infundadamente. Reitero que en toda obra hay impactos ambientales y que en este caso, los impactos están dentro de lo aprobado (inclusive hubieron varias audiencias públicas y talleres con las comunidades en el marco del proceso de aprobación de los instrumentos ambientales. todo está documentado e inclusive grabado y puede ser solicitado y evaluado)”.
El representante de “Genrent” reiteró que han tenido y continúan teniendo un trato de respeto y consideración con los vecinos. La interacción está documentada en los procesos de licenciamiento y en innúmeras actas de reuniones. Los acuerdos firmados con posesionarios para las compensaciones han sido supervisados por un juez de paz y registrados en Notarías.
A decir del gerente de “Genrent”, ellos han respetado todas las normas de seguridad. “Quien alega que no ha sido así, debe presentar pruebas concretas tales como informar el número de la norma o ley y documentar el caso específico en el que alega que esa norma este siendo infringida. Nuevamente, lanzar acusaciones es fácil”, dijo Abramovich.
Tras las acusaciones donde ellos supuestamente calificaron de “indios” a los pobladores de “Independencia”, manifestó, “rechazamos enfáticamente la acusación de trato peyorativo a cualquier persona. Considero esto hasta ser calumniante. El señor Castañeda debe presentar pruebas de su grave acusación, ya que de no hacerlo estaría sujeto a una posible acción legal en su contra. Para mi sorpresa, me enviaron una foto de un supuesto e-mail entre contratistas de “Genrent” en el que habría un trato que no condice con la conducta de nuestra empresa. Ese supuesto documento es falsificado. Las direcciones de correo del remitente como la del destinatario no existen y la fecha es incongruente con el contenido. Además la redacción es pésima. Es decir, no solo hay personas mal intencionadas que recurren a actitudes tan deplorables como la falsificación de documentos, sino que no lo saben hacer bien”.
Abramovich manifestó que ya han llegado a acuerdos con todas las comunidades. Estos acuerdos han sido debidamente aprobados por los probadores y por las autoridades de las mismas. Señaló que no pueden aceptar una situación en la que las personas desconocen acuerdos firmados y tratan de imponerse por la fuerza para obtener ventajas.
Finalmente, el gerente general, Yuri Abramovich, enfatizó que esta empresa está ejecutando un proyecto de suma urgencia e importancia estratégica para la región. “No somos una empresa extractora de recursos, sino una generadora de energía que, sí, ojalá genere utilidad para así también pagar impuestos que sean revertidos para el bienestar de la población. Generar trabas y confrontar con actitudes prepotentes a una empresa respetuosa de las leyes que está invirtiendo en la región, es potencialmente muy perjuicioso para todos, ya que transmite un mensaje de cautela para otras empresas que podrían considerar invertir en Iquitos, pero quizás no lo hagan debido a la inseguridad que situaciones como las que ahora enfrentamos, pueda representar para ellos. Inversionistas buscan estabilidad y tranquilidad para ejecutar sus proyectos dentro del marco de las leyes y la ética”.
(C. Ampuero)