Elección plumífera

Un concurso original que cada día va tomando más fuerza es la elección del «Señor Gallo» y de la «Señora Gallina» que pasan por la pasarela para que un exigente jurado calificador determine quién es el mejor y la mejor, por supuesto que quien gane tiene dotes suficientes como para asegurar que será una buena presa en el «Juane».
Aparte del concurso podemos decir, que sin duda hoy no es un día muy grato para miles de plumíferos que desde ayer ya han estado hirviendo en ollas bajo el fuego activado con leña, que muchas cocineras dicen es mejor, sale con un sabor especial, algo así como a leña-leña y con el aroma de la hoja de bijao.
Se podrá calcular cuántas han sido sacrificadas para que miles de personas degusten el juane con la sazón familiar. No se registran estadísticas. Todos coinciden que es el juane más especial del año. Es el que tiene más cantidad de huevo batido, más huevo duro y por supuesto las presas, que incluye la menudencia. Y ni qué decir de las variedades de juanes. Depende del gusto de la familia.
Claro que ante la carencia, los selváticos nos ingeniamos para no quedarnos sin juane, y todo entra sabroso. Sabemos de ensayos de juanes con carne de pato, y es que la familia calculó mal y se acabaron las gallinas de la huerta, así que una miradita de reojo al pato solucionó el tema gastronómico.
Lo importante es que casi en todos los hogares hoy se degustará el Juane por la Fiesta de San Juan, ese plato que engalana las mesas, las orillas de los ríos y quebradas, el hule que se tiende en la hierbita que hace de mantel, el tronco caído de un árbol donde se puede sentar a comer el Juane teniendo a las hojas de bijao como plato hondo y la mano como cubierto. Así es lo sanjuanino y que Viva por Siempre.

Comments are closed.