La pandemia de la COVID-19 ha supuesto una ocasión para valorar el rol de las nuevas tecnologías en el ámbito escolar. Por este motivo, han surgido iniciativas que buscan reducir la brecha educativa mediante el uso de herramientas tecnológicas. “En lo educativo, el cierre de escuelas provocó que los alumnos no continuaran su proceso de aprendizaje. Ante este panorama, el Gobierno de España impulsó Educa en Digital. Dicha iniciativa dotó con medio millón de dispositivos a centros educativos, con el objetivo de promover una educación personalizada. Asimismo, se han ofertado cursos de capacitación docente para adecuar las competencias del profesorado al entorno digital”, indican desde la plataforma de educación a distancia METALECTURE.

En el Perú, el programa Educación Digital de la Fundación Telefónica y la Caixa abrió sus recursos educativos de forma gratuita. Así pues, los estudiantes y maestros tuvieron acceso a una gran variedad de contenidos digitales en formatos alternativos.

La iniciativa también fomentó la elaboración de cuadernos de trabajo que se entregaron físicamente de hogar en hogar. Asimismo, se produjeron podcast y videos de las clases para emitir en radio y televisión. Ello permitió que los estudiantes puedan enviar las grabaciones a través del WhatsApp u otras plataformas de mensajería.

“La crisis del covid-19 ha puesto de manifiesto hasta qué punto la educación digital de calidad es clave para poder garantizar la escolarización y reducir las desigualdades”, explicó  Magdalena Brier, directora general del programa.

Por su esfuerzo de reducir la brecha educativa, Educación Digital ha sido galardonado con el Premio WISE. En 2020, el programa formó a 535.223 docentes y contribuyó a mejorar la educación de 9.520.920 niños, un 175 % más que el 2019.

Según explicó Brier, la educación digital ha sido un importante aliado para la continuidad de la educación en tiempos de pandemia. A largo plazo, estas herramientas seguirán siendo una forma innovadora de llevar educación de calidad y de facilitar la igualdad de oportunidades.

En este sentido, la iniciativa se ha consolidado como una herramienta fundamental para el acceso a la educación y la reducción de la brecha digital en los entornos más vulnerables.  Entre sus principales retos destacan: el abandono escolar, la brecha digital, la baja tasa de matriculación de niñas en las escuelas, el acceso a la educación de menores refugiados y los bajos niveles de comprensión lectora y numérica en alumnos de primaria.

El programa Educación Digital beneficia a 850,000 docentes y escolares de las 24 regiones del país: Áncash, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Callao, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Ica, Junín, La Libertad, Lambayeque, Lima, Loreto, Madre de Dios, Moquegua, Pasco, Piura, Puno, San Martín, Tacna, Tumbes, Ucayali.

Artículo anteriorPetroperú advierte amenazas de incendiar instalaciones petroleras
Artículo siguienteJUZGADO UNIPERSONAL